Dominio sin premio

El filial valencianista no se trae nada positivo de su visita a Lleida pese a realizar un buen partido. Los resultados de la jornada le devuelven a la promoción de descenso a Tercera.


La diferencia en la tabla clasificatoria, el Lleida lucha por el ascenso y el Mestalla por la permanencia, apenas se reflejó sobre el terreno de juego. El Mestalla salió necesitado al campo tras conocer las victorias del Sant Andreu y el Prat pero, esa exigencia, también existía para el Lleida que podía aprovechar los pinchazos de L'Hospitalet y el Alcoyano en la zona alta de la tabla.

Curro Torres presentó el mismo once que le había dado buenos resultados el fin de semana anterior con la novedad de la inclusión de Gayá por Ayala lo que provocó que Salva Ruiz jugara de central izquierdo. Los juveniles Tendillo, Sito y Cano repitieron titularidad. El Mestalla, salió al campo con la idea de ser el protagonista, de manejar el partido a través de la posesión. Y, durante la primera parte, pudo poner en práctica su plan con una salvedad: dominaba el encuentro pero faltaba profundidad, en los metros finales el filial valencianista se mostraba excesivamente cándido. Todo lo contrario que el Lleida que veía como, sin necesidad de llevar el peso del partido, creaba oportunidades claras de gol cada vez que se acercaba a la portería de Álex Sánchez. El contragolpe del equipo catalán hacía mucho daño y, el equipo de la Terra Ferma, se pudo adelantar en dos ocasiones por medio de Miramón. También la tuvo Gayá por parte valencianista pero su centro desde la izquierda se paseo cerca de la línea de gol sin encontrar rematador. La oportunidad más clara de la primera parte la tuvo Barreda antes de llegar al descanso pero su disparo desde dentro del área fue desviado por Álex Sánchez con los pies.

En la segunda parte el Lleida salió mejor al campo y le empezó a disputar el dominio territorial al Mestalla. El dominio local tuvo su recompensa en el minuto 54 cuando Jaime Mata, máximo goleador del Lleida, consiguió batir a Álex Sánchez tras una gran jugada de Miramón. Curro Torres decidió dar entrada a Hiroshi por Sito lo que llevó a Fernando Cano a ocupar la banda. Al Mestalla le costó rehacerse pero poco a poco volvió a imponer su criterio sobre el campo como había sucedido en la primera parte. Pero la historia se repetía en el sentido de que los valencianistas se mostraban inofensivos en la zona de tres cuartos y el Lleida generaba peligro cada vez que se acercaba a la portería defendida por Álex Sánchez que hizo un gran partido. La única ocasión destacable por parte del filial valencianista llegó en el minuto 88 merced a un remate de cabeza de Hiroshi que el portero del Lleida, Pau Torres, consiguió desviar a córner no sin problemas. Apretó hasta el final el Mestalla, encerrando a los locales en su área pero no hubo manera de hacer variar el marcador.

Como señalábamos en la previa, cualquier resultado positivo del Mestalla en el estadio ilerdense, hubiera sido una sorpresa. El partido debía servir, fundamentalmente, para que los jugadores siguieran asimilando y poniendo en práctica los conceptos del nuevo entrenador. Y parece que el Mestalla va encontrando una nueva identidad de la mano del ex lateral derecho valencianista. Aunque la jornada no haya sido propicia porque sus rivales ganaron, las verdaderas finales del Mestalla se disputarán en el Antonio Puchades contra el Prat, el fin de semana que viene, y contra el Sant Andreu la última jornada. Entre medias habrá que viajar a Barcelona para enfrentarse al Espanyol. En cualquier caso, el Mestalla tiene la salvación en sus manos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *