Otro buen partido que no sirve

El filial valencianista domina el duelo en casa del líder pero pierde por la mínima.


Se cumplieron los pronósticos en el Campo Municipal de Reus y el primer clasificado consiguió la victoria ante el penúltimo. Lo que seguramente no estaba previsto por parte de los locales era que el Mestalla dominara el encuentro de principio a fin. No fue un dominio ficticio porque el filial valencianista tuvo profundidad en muchos tramos del partido pero lo cierto es que tampoco llegó a realizar una ocasión clarísima de gol. El Reus sí, hizo una y la convirtió. Al Mestalla, al final, no le sirvió acumular muchísima más posesión que el rival, jugar en constantemente en campo contrario y disparar más a portería. Los tres puntos se quedaron en casa.

Curro Torres le volvió a dar la responsabilidad ofensiva a Arango como delantero centro e Iban Salvador ocupó el lugar del sancionado Nacho Gil. También volvió al equipo Akapo tras su estancia con su selección. El resto del equipo fue el mismo que jugó contra el Lleida la semana pasada. Desde hace tres jornadas venimos advirtiendo el cambio táctico de Curro Torres que prefiere dejar a Zahibo sólo como mediocentro defensivo con dos centrocampistas por delante. Más a imagen y semejanza del primer equipo.

El Mestalla salió sin complejos en el campo del líder. No en balde, como recordábamos en la previa, el filial valencianista era el último equipo que había ganado en el campo del Reus. En el minuto 6 Arango realizó el primer disparo del partido. El filial valencianista ahogaba el juego del Reus. El Mestalla había salido bien posicionado sobre el terreno de juego y sin fisuras defensivas. Con el balón trataba de tener paciencia pero le costaba superar la zona de tres cuartos pese a la clarividencia de pase de Fran Villalba. La primera vez que los locales pisaron el área valencianista fue al cuarto de hora con un despeje en falso de Diallo que luego supo recuperar la posición.

Pero el Mestalla era el equipo que llevaba el peso del partido. Estaba mandando en el campo del primer clasificado. El equipo dirigido por Curro Torres creaba problemas al Reus en la salida de balón y conseguía conservar la posesión. Cada vez estaba más cómodo en el campo y circulaba el esférico con más fluidez dándole al juego mayor profundidad.

Se acercaba la media hora de juego y el Mestalla seguía creando peligro. Primero con un centro al segundo palo de Caballo que encontró rematador en Iban Salvador y después con un chut de Víctor Ruiz que se fue algo desviado. El Reus en esta ocasión respondió con otro disparo peligroso. El equipo local empezaba a despertar. Y en el segundo disparo, sin haber hecho nada del otro mundo, el equipo catalán consiguió el primer gol del partido. Una buena combinación en zona de tres cuartos desarmó a la defensa del Mestalla y acabó con un remate de Haro que Sivera estuvo a punto de desviar.

Al Mestalla le costó encajar el golpe. Pero el Reus tampoco aprovechó el momento de frustración del filial. Los dos equipos se retiraron al descanso con las espadas en todo lo lato.

Tras el paso por los vestuarios el Reus salió con la intención de cerrar el partido cuanto antes. Al Mestalla le costó cinco minutos encontrar la misma versión que en la primera parte. A partir de ese momento volvió a tomar la iniciativa y a inquietar la portería del equipo local. Curro Torres decidió mover el banquillo en el minuto 57 dando entrada a Fernando Cano, que reaparecía tras dos meses de lesión, por Víctor Ruiz.

Cada vez el partido estaba más volcado sobre el campo del Reus. En el minuto 60 Fernando Cano enganchó una volea desde el pico del área izquierdo que pasó muy cerca de la portería. El Mestalla lo volvió a intentar con un disparo envenenado de Iban Salvador desde larga distancia. Como siempre, los merecimientos en el terreno de juego no tenían correspondencia con lo que señalaba el marcador.

El Reus volvió a tomarle el pulso al partido a partir del minuto 70 con dos llegadas al área de Sivera peligrosas. Se entraba en el último cuarto de hora y el Mestala trató de subir la intensidad ofensiva para conseguir el gol del empate.

Curro Torres buscó los últimos revulsivos en el minuto 86 y en el 89, es decir, sin apenas margen. Se marchó Villalba y entró Toni Martínez y después Zahibo dejó su lugar a Carlos Soler.

Aún la tuvo Toni Martínez en el último suspiro pero su disparo en una jugada rápida no encontró portería. El Mestalla había vuelto a realizar un gran partido, sobre todo, por el escenario y el rival, pero no sirvió de nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *