13/14, la temporada que vivimos peligrosamente

Resumimos en 40 minutos de imágenes, muchas de ellas inéditas y todas propias, lo sucedido este curso en el Valencia CF


En pantalla aparece el título de la película y, de fondo, el primer entrenamiento de la temporada en la Ciudad Deportiva de Paterna. Se ve cómo Djukic les hace indicaciones a Cissokho y Rami. Casi nada. El resumen arranca, como no podía ser de otra manera, con la presentación de todos los equipos en Mestalla y acaba, asimismo, en el viejo coliseo valencianista, ya con la piel naranja, para cerrar la temporada con la permanencia del filial. En medio, uno de los años más intensos de los últimos tiempos y, sin duda, uno de los más importantes de la historia de la entidad. No en balde, este año ha explotado la situación económica del club que venía aplazándose tras el endeudamiento y la ampliación de capital de 2009 que le dio la propiedad a la Fundación. Se puede ver en el vídeo a Amadeo Salvo y Aurelio Martínez en los inicios, explicando el plan de viabilidad, la refinanciación para hacer un club pobre pero digno. Seguros en el discurso pero en el fondo cándidos sin saberlo. La narración está cargada, inevitablemente, de intervenciones del presidente de la Fundación. Y decimos inevitablemente pero en realidad hemos dudado. Es difícil ser exhaustivo en un resumen de un proceso tan complejo. Además, puede ser contraproducente para el ritmo de la película. Así que la única pretensión es crear el reflejo de las vueltas y 'revueltas' que ha dado el asunto. Eso sí, faltan dos documentos importantes: las palabras de Salvo diciendo que el club no estaba en venta en la rueda de prensa para anunciar la destitución de Djukic y gran parte de la Junta General de Accionistas del 10 de diciembre. Todo el relato del vídeo sucede en estricto orden cronológico salvo los goles que incluimos del Valencia CF Femenino para acompañar a las imágenes de la cena con la Agrupació. Nadie puede negar, viendo el vídeo, que ésta fue la temporada en la que el Valencia vivió peligrosamente, más que nunca.

Esperemos que os guste.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *