Desde Chile

¿Hay jugadores que podrían resultar interesantes, que no son estrellas consagradas y que solo llegarían a cambio de grandes sumas de dinero? Pienso que alguno, pero muy pocos.


        Chile acoge la Copa América de fútbol, una competición en la que la presencia del valencianismo es escasa, pero que tiene un cierto interés porque juegan futbolistas que han pasado por el club y, sobre todo, porque se pueden dejar ver futbolistas que en un momento determinado llegan al club de Mestalla.

        Nicolás Otamendi, con el futuro en el alero tras una temporada espectacular en Mestalla, es titular con la selección de su país. Aquí en Chile, un periodista argentino me dijo que hace un año era impensable que Otamendi llegara al equipo argentino con la importancia que actualmente tiene. Algo tendrá que ver el juego del Valencia en este asunto.

        También la Copa ofrece la oportunidad de recordar a Éver Banega, aunque este jugador está más que visto por la afición valenciana y, además, apenas ha jugado. Diferente es el caso de Eduardo Vargas, de efímero paso por Mestalla, y que es el delantero centro titular de la selección chilena. Con apenas seis meses en Valencia, quedó como un rematador sin excesivo brillo. En la primera fase de la Copa ha logrado dos goles y su forma de jugar no ha variado respecto a la que ya conocemos.

        ¿Hay jugadores que podrían resultar interesantes, que no son estrellas consagradas y que solo llegarían a cambio de grandes sumas de dinero? Pienso que alguno, pero muy pocos. Creo que hay futbolistas de otros clubes de la liga española que entrarían por delante en mi lista de recomendaciones. Por lo que a la Copa se refiere, habría que buscar en selecciones de perfil medio, ya que los grandes de los principales equipos son prácticamente inaccesibles. México, con un equipo alternativo compuesto por jugadores jóvenes dejó ver a un hombre de banda derecha (Gerardo Flores del Cruz Azul) y a un centrocampista zurdo del Tijuana (Javier Güemez). Paraguay tiene un joven de perfil ofensivo, Derlis González,  que podría tener futuro y que ya se enfrentó al Valencia con su club, el Basilea suizo en la Liga Europa hace dos temporadas. También me ha gustado, en estos parámetros, el lateral derecho de Perú, Luis Advíncula, que juega en el Vitoria de Setúbal portugués.

        Otros futbolistas que han cumplido hasta ahora en la Copa no tienen, sin embargo, las características necesarias para un equipo como el Valencia, un club que en estos momentos requiere jugadores con perfil de Liga de Campeones. Te fijas en algunos y te valen, pero cuando piensas en si le quitarían la titularidad a los que juegan en su puesto en el actual Valencia te das cuenta de que para mejorar lo que hay en casa sin pagar demasiado, hay que trabajar mucho y en la Copa no hay demasiado donde elegir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *