Agua para el sediento

El Valencia vuelve a la comeptición tras el parón de las selecciones con la imperiosa necesidad de remontar el vuelo en Liga


No ha sido fácil afrontar catorce días sin competir tras una derrota como la de Bilbao en la que el equipo dio una imagen muy pobre. Pero por fin vuelve la competición y la oportunidad para que el Valencia empiece a revertir el mal inicio de Liga en el que sólo ha sumado 9 puntos de 21 posibles. La cita es en Mestalla contra el Málaga y el equipo de Nuno está obligado a ganar. Lo dijo Paco Alcácer de forma muy gráfica esta semana en rueda de prensa "necesitamos la victoria como el beber".

El ambiente sigue enrarecido y hoy la grada también jugará su propio partido. Nuno en la rueda de prensa previa puso el foco en el equipo "nos toca a nosotros demostrar que podemos pedirle y solicitar apoyo a la afición, la trasnformación pasa por nosotros". En todo caso, será una nueva prueba de madurez para los seguidores valencianistas. El entrenador del Málaga Javi Gracia llega prevenido "en ambiente sabemos lo que nos encontraremos, un equipo con necesidad y al que su afición les va a exigir".

La comparecencia de Nuno dejó muchas claves sobre lo que se podrá ver hoy en el césped de Mestalla. En primer lugar en el análisis del rival "el Málaga es distinto al año pasado, tiene dos bajas en el medio del campo con Recio y Tissone que compensa con la vuelta de Camacho. Tenemos la duda de quién puede ser su compañero en el centro. Es un equipo que juega con dos delanteros (Charles que hizo un hattrick en la última jornada y el croata Cop) y busca el contragolpe a través de esos dos puntos. Sabemos que el Málaga te quita espacios en ataque". Por eso, el plan de Nuno pasa por "ser un equipo fluido que busque soluciones en ataque: jugar por fuera, con diagonales y con combinaciones por dentro, tenemos que tener paciencia y no ser tan verticales". El técnico portugués insistió en este punto "mañana es una buena oportunidad para que se haga un juego fluido y alegre. Es el mejor camino para ganarle al Málga. Jugar de una forma ambiciosa y convencida". Sin duda, se trata de una declaración de intenciones sincera. En el partido imaginado por Nuno el Málaga se replegará atrás y el Valencia deberá  asumir el control del juego y el peso del partido. El conjunto blanquinegro demostró el año pasado ser un equipo temible cuando el rival quería ser protagonista, un equipo más peligroso sin balón que con él, agazapado para sorprender en la recuperación de balón con un fútbol vertical. Sin embargo, el Valencia se mostraba impotente con los equipos que le cedían la posesión. Nuno, desde la pretemporada, está hablando de la evolución individual y la colectiva y, seguramente, su ambición es que su equipo tenga las herramientas suficientes para llevar la iniciativa de los partidos. Además, el técnico portugués incide en la variedad de recursos ofensivos porque esta temporada, cuando el rival se ha encerrado en su campo, el Valencia ha sido demasiado plano insistiendo en exceso en el juego exterior.

Respecto al once que saldrá al campo la convocatoria ya ha dejado algunas cosas claras. La ausencia de Negredo le dará la posición de delantero centro a Alcácer y la de Vezo implica que será Aderllan quien acompañe a Mustafi en el centro de la zaga. En el lateral derecho tal vez Barragán pueda tener su oportunidad teniendo en cuenta que Cancelo jugó con su selección el pasado martes y, en el lateral izquierdo, ha vuelto Gayà a la convocatoria tras su lesión. Tal vez Nuno siga insistiendo con Orban ya que el martes el Valencia afronta otro partido de Champions. El centro del campo parece claro y más, dada la declaración de Nuno apuntando a que quiere tener el control del partido y equilibrio para tapar los contagolpes malaguistas. En este punto, la participación de Javi Fuego, André Gomes y Parejo parece indiscutible. Y arriba, más allá de Alcácer, hay dudas sobre quiénes serán los jugadores de banda. Feghouli llega muy justo porque ayer no se entrenó con el resto de sus compañeros lo que podría abrirle la puerta de la titularidad a Rodrigo Moreno. Por la izquierda, Bakkali tiene más opciones que Piatti ya que el belga no podrá ser utilizado contra sus compatriotas del Gante el próximo martes.

El Valencia no se puede permitir dejar escapar más puntos. Nuno, además de ganar, quiere dar un paso más. Quiere ofrecer un buen espectáculo para que la afición se enganche al equipo. El Valencia ha tenido dos semanas para preparar el partido pero el Málaga también. La mejor noticia, a priori, es que vuelve el fútbol al templo. Que sea una fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *