Se pudo: Golazos, remontada y a cuartos

El juvenil A consiguió darle la vuelta al 1-0 cosechado en Barcelona hace una semana y ya está en los cuartos de final de la Copa del Rey


Incidíamos en la previa en las declaraciones de Carlos Soler en VCF Radio en las que el mediocentro blanquinegro habló de la necesidad de saber gestionar el impulso ofensivo de la remontada porque un gol en contra sería demoledor. El Valencia debía darle la vuelta al 1-0 en contra obtenido la semana pasada en Barcelona pero sin volverse loco. Y eso se puedo ver en la primera hora de juego: un partido muy táctico en el que ninguno de los dos equipos quería cometer un error.

Baraja salió sin referencia ofensiva clara. Actuó de ‘falso 9’ Javi Zarzo. El Espanyol sacaba el balón jugado desde atrás con un sólo central y dos laterales abiertos a la banda y había que compensar la batalla en el centro del campo prescindiendo del delantero centro. El Valencia no se atrevía a presionar arriba decididamente y así pasaban los minutos. Ambos equipos iban trabajando su partido y las ocasiones en las dos porterías eran escasas. Amenazó el Valencia con disparos desde fuera del área a cargo de Fran Villalba y Carlos Soler pero poco más. El equipo perico dejaba muestras de su calidad. No en balde ha ganado la su grupo liguero con 15 puntos más que el FC Barcelona y en la Copa de Campeones fue finalista.

Con el partido ya maduro el técnico del juvenil, a falta de 25 minutos para que se llegara al final, decidió quemar todas las naves. Primero dio entrada a Rafa Mir por Álex López y después entró al campo Borja Domingo por Luismi. Dos delanteros centro por dos laterales. Los extremos bajaron su posición y el Valencia se lanzó a por la remontada jugándose el todo por el todo. Rompió el partido Mikey con un obús desde la frontal del área. La locura se desató en el Antonio Puchades que presentó una excelente entrada pese a que el primer equipo se jugaba, a la misma hora, la temporada en Almería. Ya no había vuelta atrás, el Valencia, con sólo dos defensas puros sobre el campo no podía especular. El segundo gol y el tercero llegaron poco después de forma casi consecutiva. El primero lo anotó Zarzo con algo de fortuna porque el balón golpeó en un rival y el tercero fue una obra de arte de Borja Domingo que, en el mano a mano con el portero espanyolista, decidió hacer una certera vaselina.

Quedaban 10 minutos para acabar y el Valencia le había dado la vuelta a la eliminatoria permitiéndose el lujo de encajar un gol en contra. Estuvo a punto de llegar pero el juez de línea señaló fuera de juego del futbolista perico.

No había tiempo para más. El equipo blanquinegro se clasificaba para los cuartos de final de la Copa del Rey tras una épica remontada contra uno de los mejores equipos juveniles de España. Queda mucho camino todavía por delante pero, de momento, el equipo dirigido por Baraja, puede disfrutar de haber realizado una gran eliminatoria de octavos. El próximo rival lo determinará el sorteo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *