El juvenil A toma la Ciudad Deportiva del Villarreal y recupera el liderato

El equipo dirigido por Rubén Baraja jugó mejor y fue más ambicioso que su rival. El Valencia empata a puntos con el equipo groguet pero le gana el ‘goal average’ particular.


En el grupo VII de la Divisón de Honor Juvenil, antes del partido del sábado el Villarreal aventajaba en 9 puntos al tercero y el Valencia en 6. Por eso, el partido entre estos dos equipos que supuso el inicio de la segunda vuelta podía calificarse de final. El equipo blanquinegro corría el riesgo de quedar muy descolgado en caso de derrota. En el partido de ida Valencia y Villarreal empataron a dos goles por lo que además de los 3 puntos estaba en disputa la ventaja en el 'goal average' particular que puede ser decisivo a final de temporada en caso de empate.

Con esta perspectiva el juvenil A salió decidido a conseguir una victoria pese a que Baraja prescindiera de tener un referente claro arriba. Toni Martínez jugó escorado a la izquierda y como falsos delanteros actuaron, indistintamente, Fran Villalba o Zarzo. La otra novedad en el once del Valencia fue la presencia en la medular de Álvaro Gómez que esta temporada está jugando habitualmente con el juvenil B. El Valencia más ambicioso que su rival fue acumulando ocasiones de gol a lo largo de la primera parte. El dispositivo táctico preparado por Rubén Baraja daba resultado y el equipo blanquinegro, con más efectivos en el centro del campo, controlaba el partido. El Valencia fruto de ese dominio se adelantó en el marcador poco antes de que llegara el descanso. Fran Villalba recogió un balón dentro del área y fusiló al portero groguet. El marcador hacía justicia a los méritos de uno y otro equipo.

La segunda parte empezó con el Villarreal adelantando las líneas en busca del empate. Esto provocó que el Valencia, a la contra, tuviera ocasiones muy claras para sentenciar el partido. Toni Martínez en dos ocasiones y Zarzo se plantaron solos ante el portero del Villarreal pero sin el suficiente acierto como para marcar. En este tipo de partidos, ante un rival con mucha pegada y calidad, el que perdona, lo suele pagar. De esta manera en el minuto 55 el equipo groguet consiguió empatar el partido por medio de Mario que remató de cabeza un saque de falta. Fran Villalba se introdujo en la celebración de los jugadores del Villarreal para recuperar el balón y que no se perdiera tiempo. El Valencia había viajado para ganar, no para empatar. Aún así el equipo local gozó de una clarísima ocasión poco después que pudo salvar Sivera con una gran intervención. El equipo blanquinegro lo siguió intentando con tesón. Carlos Soler y Fran Villalba marcaban las diferencias en el centro del campo y el Valencia merodeaba el segundo gol. En el minuto 65 David Martínez fue agarrado dentro del área cuando se disponía a rematar un centro de  y el árbitro señaló penalti y expulsión. Carlos Soler asumió la responsabilidad de lanzar la pena máxima y volvió a adelantar a su equipo en el marcador. El Villarreal se volcó en ataque lo que facilitó de nuevo que el Valencia al contragolpe pudiera sentenciar el partido. El equipo blanquinegro mantuvo la concentración defensiva y apenas dejó opciones al equipo groguet. Sin embargo, no acaba de llegar el gol de la sentencia. Huno que esperar al tiempo añadido para que Toni Martínez, de falta, rubricara una excelente victoria del juvenil A.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *