El fútbol exige prudencia

El Valencia es el mismo que el que perdió contra el Almería con tres puntos más.


Con una sola jornada de diferencia el Valencia ha invertido los números en la clasificación de la Liga: ahora está a 4 puntos de la Champions y a 7 del descenso. Al revés que hace una semana. Djukic recurre al tópico “ni antes éramos tan malos ni ahora unos fenómenos”. Y es cierto. Probablemente, los mismos que pedían su destitución tras el partido contra el Almería serán los primeros en encumbrar al equipo y al entrenador si ganan en Suiza y contra el Valladolid en Mestalla, victorias que, por otro lado, entran dentro de la lógica. El fútbol, por impredecible, exige un poco más de prudencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *