Tres puntos para seguir en racha

El Valencia saca adelante su partido sin excesiva brillantez, de hecho, no hubiera sido extraño, viendo lo sucedido en el campo, que el Elche hubiera tenido un premio mayor en su visita a Mestalla.


Se debe tener en cuenta que el equipo de Pizzi venía muy cansado tras el partido del jueves contra el Basilea. En ese sentido tiene mucho mérito haber obtenido los tres puntos. Queda demostrado también que Parejo sigue en estado de gracia. Su juego sostiene al Valencia y por eso Pizzi no le hace entrar en las rotaciones

Como se esperaba, ambiente espectacular en Mestalla. Aunque las previsiones hablaban de que 2.500 ilicitanos viajarían acompañando a su equipo lo cierto es que hubo más de 4.000. El tercer anillo del gol norte era franjiverde. En los prolegómenos del encuentro se rindió homenaje a Cintia Montagut, subcampeona del Mundo con la selección española sib-17 y al juvenil A, campeón del grupo VII de la División de Honor Juvenil.

Se preveía que Pizzi hiciera cambios en la alineación titular y diera descanso a los futbolistas que han acumulado más minutos hasta el momento. No sucedió en el caso de Parejo y Bernat pero sí en el de Alcácer, Feghouli, Fede y Keita. Así, las principales novedades en el once fueron la presencia de Jonas en la mediapunta, de Míchel en el interior derecho, de Piatti y de Oriol. El centro de la zaga fue el mismo que contra el Valladolid y estuvo compuesto por Vezo y Javi Fuego.

El partido empezó vibrante. El Valencia salió al ataque y Míchel tuvo la primera oportunidad tras una jugada de Piatti por la banda izquierda . Su remate en el segundo palo no cogió portería. Mucho ritmo y alternativas en el comienzo: el Elche respondió con un acercamiento de Fidel. No hubo minutos de tanteo ni oportunidad de estudiar al rival sobre el campo. Eso sí, el juego estaba algo alocado y ninguno de los dos equipos se hacía con el dominio del partido, amén de que había bastantes imprecisiones. El Valencia, conforme pasaban los minutos, empezó a tener más tiempo el balón su poder. Parejo pausaba y dirigía el juego, Míchel le dejaba toda la banda derecha a Barragán y Piatti profundizaba por la izquierda.  En el minuto 20 llegó el primer gol. Míchel remató en semifallo desde fuera del área y el balón le cayó a Piatti, que se revolvió y disparó pegado al poste haciendo inútil la estirada de Manu Herrera. El partido se ponía de cara. Se produjo una curiosa comunión entre las dos aficiones cuando desde la Curva Nord se empezó a cantar en contra del Hércules. Los seguidores del Elche coreaba 'Valencia, Valencia' y los del Valencia 'Elche, Elche'. Tanto amor en la grada tuvo consecuencias en el campo en forma de regalo de Míchel que se complicó la vida a la hora de despejar un balón y propició el empate del Elche por medio de Coro. El empate del Elche dejó algo afectado al Valencia y el partido se volvió a igualar también en el juego además de en el marcador. De hecho, fue el equipo ilicitano quien tuvo las mejores ocasiones antes de llegar al descanso. Cristian Herrera perdonó sólo frente a Guaita tras un centro de Coro. El Valencia, aún así, le volvió a tomar el pulso al encuentro y recuperó la iniciativa. Barragán estaba haciendo daño por su banda y Parejo impartía magisterio por el centro. Precisamente, el futbolista de Coslada dispuso de una clara ocasión a saque de falta que Manu Herrera desvió con apuros.  Más clara aún fue la ocasión de Carlos 'La Roca' Sánchez  que, a medio metro de la portería, sin oposición, envió el balón por encima del larguero.

Pizzi no lo veía claro y en el descanso dio entrada a Fede por Míchel. Aunque su intención no fuera esa, quedó la sensación de que el entrenador argentino señalaba al futbolista de Burjassot por su error en el gol ilicitano. El partido, igualmente, siguió como en la primera parte. Ninguno de los dos conjuntos se hacía con el dominio del juego y sobre el campo había más fallos que aciertos. El Valencia se volvió a poner por delante en el minuto 60. Jonas controló un balón en el área con ventaja pero estuvo muy lento y permitió que el defensa le quitara el balón y despejara. Al rechace llegó Parejo como una exhalación y, desde fuera del área, disparó al fondo de las redes con un golpeo algo mordido. Pizzi decidió mover el banquillo y retiró a Vargas para dar entrada a Paco Alcácer que se llevó la ovación de la tarde. El Valencia, ahora sí, se asentó definitivamente en el partido. Sin embargo, en el minuto 70, el árbitro señaló penalti por una acción entre Piatti y Cristian Herrera. El encargado de lanzarlo fue Damián y Guaita realizó una soberbia estirada para detener el balón ajustado al palo. Pizzi realizó su último cambio y dio entrada a Keita por Jonas. Parejo adelantó su posición y el maliense se puso junto a Oriol. El fútbol control propiciado por Parejo-Oriol -Keita desarmó una posible reacción ilicitana. Aún así Boakye tuvo el gol del empate en sus botas a falta de cinco minutos para que acabara e partido. En el tiempo añadido el árbitro expulsó a Barragán tras una fea entrada del gallego a Carlos Sánchez.   

Final del partido y tres puntos más que permiten al Valencia continuar con la inercia positiva. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *