Esto va en serio

El filial, que atraviesa una situación crítica, recibe al líder de la competición en el Antonio Puchades. Los pupilos de Nico Estévez buscan desde hace jornadas el punto de inflexión que les permita cambiar la racha negativa.


El Llagostera se dio a conocer entre la afición valencianista a raíz de la eliminatoria copera que le enfrentó al primer equipo del Valencia el año pasado. Pasaron de ronda, lógicamente, los blanquinegros pero el conjunto catalán tiene una estadística muy favorable en sus duelos con el Mestalla. Cinco partidos jugados y cinco victorias para el Llagostera. Esta es la tercera temporada de los catalanes en Segunda B y está siendo la mejor de su historia. Pese a haber sido fundado en 1947, el LLagostera ha vivido la mayor parte de su existencia en Ligas Regionales. Su paso por la Tercera División fue fulgurante y, al segundo año, ascendieron a Segunda B. Algo parecido a lo que quieren conseguir esta temporada pero un escalón más arriba. De momento, lideran la clasificación a cinco puntos del segundo. Sus futbolistas ofensivos más peligrosos son Chamorro y Pi pero el equipo gerundense destaca por su capacidad para funcionar como un bloque. En casa se han hecho prácticamente inexpugnables, en un terreno de juego de reducidas dimensiones y de césped artificial han conseguido sumar 33 puntos de 38 posibles. Dos puntos más de los que lleva el Mestalla contando todos los partidos. La lectura positiva es que como visitantes bajan su rendimiento.    

Así pues, el Mestalla se enfrenta el líder del grupo III de la Segunda B, a las estadísticas y a su propia ansiedad. La trayectoria reciente del filial es para echarse a temblar: sólo ha conseguido un punto en los últimos siete partidos. Tanto es así que ya ocupa posición de promoción a Tercera División.  Por otro lado, el filial está siendo tan irregular, también para lo bueno, que no es difícil encontrar un precedente esperanzador. Hace dos meses visitó el Antonio Puchades el Atlético Baleares como líder de la clasificación y salió derrotado. El equipo dirigido por Nico Estévez cuenta con las bajas de Carlos Delgado y Kaiser. Por eso, Salva Ruiz actuará en el centro de la defensa. El resto de futbolistas están a disposición de Nico Estévez. También Gayá y Portu, a caballo entre el primer equipo y el filial, jugarán esta tarde en el Antonio Puchades. Un factor importante sobre el que trabaja el técnico valenciano es el plano mental. Es difícil cambiar una dinámica negativa. En el último partido disputado en casa se pudo ver cómo los futbolistas blanquinegros acusaban la presión. Aún así, pese a todos los condicionantes negativos, el Mestalla no puede fallar, no hay excusas. Esto va en serio.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *