La hora de disfrutar

El Mestalla afronta el partido de esta tarde en el Antonio Puchades con la permanencia en el bolsillo cuando aún faltan tres jornadas para que acabe el campeonato.


Mucho han cambiado las cosas desde que el Mestalla visitó al Badalona en la primera vuelta. Entonces, el equipo de Curro Torres estaba hundido en la penúltima plaza de la clasificación, llevaba dos meses sin ganar y un balance de seis derrotas en ocho partidos. Ahora, sin embargo, el filial valencianista encara el partido desde la décima posición de la tabla y con la permanencia asegurada desde el fin de semana pasado. Ésa ha sido la historia del Mestalla esta temporada, el relato del crecimiento de un equipo que ha sabido revertir la mala dinámica para acabar ofreciendo un rendimiento brillante.

No se encuentra en la misma situación el rival de esta tarde. El Badalona aún sigue en la pelea por no descender aunque lo hace desde una posición de privilegio porque se encuentra a seis puntos de los puestos de peligro. El equipo catalán cumple su octava temporada en la categoría y es un rival que tradicionalmente no se la ha dado mal al filial valencianista. La propuesta del Badalona cumple con el patrón que se le supone a la mayoría de equipos de la categoría. Tiene jugadores muy fuertes físicamente y apuesta por el fútbol directo para hacer daño al rival.

Curro Torres no podrá contar para este encuentro contra el Badalona con Iban Salvador, que fue nuevamente expulsado y que deberá cumplir dos partidos de sanción, ni con Akapo, que no regresará al equipo hasta la última jornada por sanción. El entrenador valencianista tampoco se podrá sentar en el banquillo, ya que le quedan cuatro encuentros de sanción por su expulsión contra el Lleida. Fran Villalba, tras haber jugado el Campeonato de España sub-19 con la selección valenciana, y Sito, tras la sanción por acumulación de amarillas, regresarán a las órdenes del técnico catalán.

Ha llegado la hora de disfrutar pero también es el momento de seguir demostrando. Para un futbolista en formación todos los partidos deben ser trascendentales. Los jugadores deben mantener la tensión competitiva y sacar lo mejor de sí mismos. Así la fiesta en el Antonio Puchades será completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *