Nuevos aires para el filial

El Mestalla afronta su partido contra el Espanyol con el espíritu renovado tras su victoria en El Prat la semana pasada. Además de romper su racha negativa ha llegado una bocanada de aire fresco al filial. Se llama Antonio Martínez y tiene 16 años.


Resulta lamentable ver cómo algunos aprovecharon para atizarle a Rufete y por extensión a Amadeo Salvo por la situación del Mestalla. Lo cierto es que el equipo de Nico Estévez no está en una posición muy cómoda en la tabla pero también lo es que el filial valencianista no se ha mostrado inferior ante la mayoría de rivales. El mayor problema del Mestalla hasta ahora ha sido de resultados pero el juego siempre ha invitado a pensar que el equipo merecía más. La desventaja para los análisis resultadistas es que el grupo III de la Segunda División B es tremendamente igualado y tres victorias seguidas te cambian bruscamente la perspectiva en la tabla. Esto abre muchas posibilidades de dejar en evidencia los discursos catastrofistas que no están basados en el análisis de juego. Además conviene no pasar por alto que los jugadores confían ciegamente en su entrenador. Nico Estévez ha conseguido mantener el buen ambiente en el  equipo pese a las derrotas y si ha habido algún conato de actitudes negativas las ha cortado de raíz.

Ahora bien, el Mestalla debe ganar al Espanyol B sí o sí. De esta manera adelantará a los ‘periquitos’ en la clasificación y pondrá más tierra de por medio con los puestos de descenso que abandonó la semana pasada. Se prevé un partido igualado pues son dos equipos muy similares. Ambos disponen de jugadores talentosos y  apuestan por un tipo de fútbol parecido. El técnico españolista ha declarado que el partido será “para el que tenga más acierto”.

Gayá ha vuelto al Mestalla tras su paso por el primer equipo y Robert está recuperado tras pasar dos semanas en el dique seco. Sin embargo, Nico Estévez no podrá contar para el partido contra el Espanyol con Hiroshi y con Cifo. Esto abre la puerta a la titularidad a Toni Martínez. El murciano de 16 años y que pertenece a la plantilla del juvenil B irrumpió la semana pasada marcando en su debut con el filial. Se trata de un futbolista potente físicamente. Es corpulento pero tiene una gran gama de recursos técnicos, capacidad de remate y olfato goleador. Por su edad se debe imponer la prudencia con él pero no se puede negar que ha supuesto un soplo de aire fresco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *