El Mestalla pierde en el intercambio de golpes

El filial valencianista fue menos resolutivo que el Villarreal y acabó perdiendo un partido con muchas alternativas en las dos porterías


A priori, un duelo entre los filiales de dos de las mejores canteras del panorama nacional, la del Valencia y la del Villarreal, es un partido atractivo por todo el talento que hay sobre el terreno de juego. Sin embargo casi nunca se cumplen las expectativas porque los equipos andan impregnados de la seriedad táctica que exige la Segunda B. Sin embargo, en el derbi autonómico celebrado en la Ciudad Deportiva del Villarreal, sí se vio un partido vibrante con muchas ocasiones y goles. Lamentablemente, más en la portería del Mestalla que en la contraria.

Curro Torres revolucionó el once titular del Mestalla, sobre todo, teniendo en cuenta que hasta el momento había mantenido un bloque muy definido con tan sólo la variante de la mediapunta y las obligadas por sanciones. En Villarreal, sin embargo, por primera vez en la temporada no jugaron ni Cedric ni Zahibo por decisión técnica. Así, las principales novedades fueron la presencia de Rafa Mir como delantero centro y de Rai como mediocentro defensivo. Otra de las novedades fue el cambio de demarcación de Diallo como lateral derecho ante la ausencia de Akapo por estar con su selección. Con el belga escorado en el centro de la zaga actuaron Charlie y Ayala.

El partido empezó con el Villarreal queriendo llevar el peso del partido y con el Mestalla bien posicionado sobre el terreno de juego. El filial valencianista no permitía que el equipo local hiciera transiciones de balón cómodas. El partido estaba controlado defensivamente pero apenas había incidencias en el plano ofensivo. Al Mestalla le costaba elaborar el juego porque el Villarreal hacía la presión adelantada. En mucas ocasiones equipo blanquinegro debía rifar el balón en largo.

Sin embargo, a partir del primer cuarto de hora el equipo de Curro Torres se estiró un poco y empezó a llegar con más asiduidad a la portería castellonense. En el minuto 20 el filial valencianista hizo la ocasión más peligrosa hasta ese momento tras una buena jugada que inició Nacho Gil, Fran Villalba le dio continuidad y Víctor Ruiz culminó con un disparo que el portero del Villarreal sacó con muchos apuros. Después lo intentó Villalba desde fuera del área. El Mestalla empezaba a mandar claramente en el encuentro. En el minuto 25, de nuevo desde media distancia, Nacho Gil envió el balón al larguero.

Los méritos se acumulaban en un área, sin embargo, a la media hora de juego, el Villarreal se adelantó en el marcador. Lo hizo de la única manera que parecía que podía generar peligro, es decir, a balón parado. Porque los locales estaban siendo incapaces de superar el entramado defensivo valencianista. En la falta del gol, eso sí, el Mestalla tuvo un evidente desajuste. No se coordinó bien la zaga al adelantar la línea para provocar el fuera de juego y el futbolista groguet remató casi a placer frente a Álex Sánchez:

El gol llenó de dudas en el equipo de Curro Torres y el efecto contrario en el Villarreal. Ahora el equipo groguet era el que atacaba y llegaba con facilidad. Justo en el momento en el que parecía que el filial volvía a tomarle el puso al partido el Villarreal marcó el segundo en el 36. Leo Suárez con una gran jugada individual culminó una larga acción de ataque en la que el balón golpeó en el poste de la portería defendida por Álex Sánchez.

El fútbol estaba castigando en exceso al filial valencianista. El Villarreal había generado 2 ocasiones y las había convertido Pero en el minuto 40 se hizo algo de justicia Cuando Caballo desde una falta lateral, acabó introduciendo el balón en la portería después de que ningún jugador, pese a intentarlo, alcanzara a tocar el balón. El gol sirvió para espolear al Valencia que pudo irse al descanso con empate en el marcado con un potente disparo de Nacho Gil que Aitor, el portero del Villarreal, sacó con la yema de los dedos. El árbitro señaló el camino a los vestuarios y fue una pena porque el Mestalla estaba apretando.

Apenas se había iniciado la segunda parte y el Mestalla se encontró con un penalti en contra que convirtió Martínez. Y se lo encontró porque apenas hizo nada para merecer que el árbitro señalara la pena máxima. Diallo apenas hizo nada para derribar al delantero groguet y tal vez, por eso, para compensar, el colegiado poco después volvió a señalar penalti pero en el otro área por unas manos del defensor del Villarreal. Un penalti también de baja intensidad. Lo lanzó Nacho Gil centrado y acertó.

El Mestalla volvía a meterse en el partido con el 3-2 y de qué manera. Tropi estuvo muy cerca de hacer el empate en el minuto 66 tras una gran acción de Nacho Gil. El mediocentro, sólo frente al portero pero algo forzado envió el balón a milímetros del poste.

El filial blanquinegro estaba muy vivo y el partido tenía un ritmo muy intenso. En el minuto 70 Curro Torres hizo la primera sustitución dando entrada a Cedric por Víctor Ruiz y, justo después, el Villarreal hizo el cuarto. Otro golpe que pareció el definitivo.

El técnico del Mestalla volvió a mover el banquillo en el 75 y Rai dejó el rectángulo de juego por Zahibo. El Mestalla no le perdió la cara al partido que cada vez estaba más abierto. El gol podía caer en cualquiera de las dos porterías.

A partir del minuto 80 el filial valencianista encerró en su campo al del Villarreal. Llegaba la ofensiva final por puro orgullo. En el minuto 85 Curro Torres agotó las sustituciones dando entrada a Carlos Soler por Diallo. El técnico valencianista quemaba todas las naves y evitaba que Diallo recibiera la segunda amarilla. El partido estaba roto y en el tiempo añadido hubo dos manos a mano pero tanto Álex Sánchez como Aitor ganaron los duelos a los delanteros.

Con esta derrota el Mestalla sigue penúltimo en la clasificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *