Tres sufridos puntos cargados de esperanza

El Mestalla volvió a encontrar la senda del triunfo en el Prat del Llobregat. El equipo de Nico Estévez da un salto en la clasificación y sale de puestos de descenso. Marcó el juvenil Toni Martínez.


Se trataba de un partido a cara de perro entre el último y el penúltimo del grupo III de la Segunda División B. Por ello, se vio un choque intenso desde los primeros minutos con el Prat apretando desde el principio y el Mestalla conteniendo las embestidas. Ambos equipos eran conscientes de la urgencia de la victoria para no hundirse en lo más bajo de la tabla. Manu Molina avisó de que el Valencia no había viajado para defender el empate. En el minuto 20, el onubense volvió a poner en aprietos a Toni, portero del Prat, pero en esta ocasión el rechace fue aprovechado por Chumbi para hacer el primer gol. Ahora sí, el Mestalla ya tenía algo precioso que salvaguardar. En este sentido, el máximo protagonista fue Jaume. El portero del filial repelió cualquier intento del equipo catalán por hacer gol. Incluso, detuvo un penalti al borde del descanso. Jaume se convertía en salvador por segunda semana consecutiva tras parar una nueva pena máxima determinante en el marcador final.

El asedio de El Prat continuó en la segunda parte y el Mestalla, al igual que el partido contra el Lleida, mostró una gran solidez defensiva. Buen trabajo, en especial de los centrales Ayala y Carlos Delgado. El partido tenía alternativas pero las ocasiones más claras eran para los catalanes. Ayala y Jaume salvaron dos balones in extremis cuando la afición local ya cantaba gol. El partido se consumía y empezó a primar el juego en el medio del campo. Nico Estévez hizo debutar al futbolista de 16 años del juvenil B Toni Martínez en el minuto 89. En el tiempo añadido, el futbolista murciano siguió con su asombrosa racha de partidos seguidos marcando goles. Aunque, esta vez, lo hizo con el filial en vez de con los de su edad. Ojo.

El Mestalla respira. Por fin consigue una victoria. Esa es la mejor sensación. Se allana el camino para recuperar la confianza y enderezar el rumbo. Los jugadores entrenados por Nico Estévez llevan dos partidos muy bien defensivamente. En ataque ya han demostrado que son capaces de generar situaciones ofensivas a través del juego. Faltaba saber competir, cerrar los partidos y ganar. Justo, lo que se hizo hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *