Victoria para la tranquilidad

El filial valencianista aprovechó la superioridad numérica con la que jugó desde el minuto 50 para imponerse al Elche Ilicitano por la mínima en un partido muy igualado.


El Mestalla necesitaba ganar para seguir respirando tranquilo una semana más. Ese era el objetivo a principio de temporada y últimamente se estaba consiguiendo. Sin embargo los últimos resultados llevaban camino de volver a comprometer la situación del filial valencianista. Hoy los futbolistas dirigidos por Curro Torres rompieron la mala dinámica y volvieron a sumar tres puntos importantísimos. Es cierto que no fue un partido brillante por parte de ninguno de los dos equipos pero se jugó con mucha intensidad y el Mestalla aprovechó la circunstancia de jugar con un hombre más sobre el campo durante la última media hora.

La primera parte estuvo cerca del suplicio para el espectador. El Elche presionaba arriba y al Mestalla le costaba sacar el balón y, cuando los ilicitanos se replegaban, al filial valencianista también le costaba jugar entre líneas. Los centrales se pasaban el balón en horizontal, los mediocentros no marcaban diferencias en el inicio de jugada y en zona de tres cuartos faltaba clarividencia. Hubo alguna ocasión aislada en las dos porterías pero en general el encuentro estaba resultando bastante soporífero. Tal vez se esperaba a un Elche más débil por el hecho de ir último clasificado pero el equipo dirigido por Vicente Mir estaba bien plantado sobre el campo y llegando con claridad a la contra.

El segundo periodo empezó con el intento de darle más brío al partido por parte del Mestalla. Sin embargo, lo que resultó determinante para que el encuentro se pusiera a favor del filial valencianista fue la expulsión del central ilicitano Nacho. Hay que concederle gran parte del mérito de que el Elche se quedara con diez a Álex López que le ganó la partida al zaguero y tiró de oficio para aprovechar su ventaja. Con uno más el Mestalla se hizo claro dominador del partido aunque los visitantes seguían amenazando a la contra. En el minuto 60 llegó el gol local tras un centro desde la izquierda de Salva Ruiz que Fernando Cano aprovechó para fusilar la portería defendida por Pol. El Mestalla pudo ampliar la renta en diferentes ocasiones pero el Elche no le perdió la cara al partido en ningún momento por lo que hubo incertidumbre y sufrimiento hasta que el árbitro señaló el final del encuentro.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *