Un ‘matagigantes’ a domicilio

Tras ganar hace un mes en el Rico Pérez el filial valencianista asalta el campo del Reus Deportiu, líder de la Segunda B hasta ayer.


Decíamos en la previa que el Mestalla ya había demostrado ser capaz de competir y de ganar a cualquiera pero que le faltaba continuidad. Así, después de una racha de tres partidos consecutivos perdiendo ganó contra pronóstico en el campo del líder. El Reus Deportiu está siendo hasta ahora la sensación de la categoría y, pese a no estar en las quinielas para el ascenso,  lideraba la competición hasta ayer. Pero el filial valencianista se está especializando en doblegar a los equipos están arriba en la tabla y, además, a domicilio. Los chicos dirigidos por Curro Torres supieron aguantar defensivamente todo el partido y rentabilizar el gol marcado por Nacho Gil.

Antes, durante la primera parte, hubieron pocos hechos destacables. Se vio un partido poco atractivo para el espectador, algo que sucede con frecuencia en la Segunda B donde prima el fútbol físico. El Reus tuvo una clara ocasión nada más empezar pero Álex Sánchez consiguió salvar el mano a mano. No hubo muchas más noticias en las áreas. Antes del descanso lo volvió a intentar el equipo catalán y, en esta ocasión, el Mestalla respondió por medio de un peligroso lanzamiento de Torpi desde fuera del área.

En la reanudación el partido tuvo otra ritmo, sobre todo, porque los locales aumentaron su determinación para ir a por el partido. Fruto de esa avalancha inicial llegó otra ocasión del Reus que volvió a salvar Álex Sánchez con otra magnífica intervención. Sin embargo, los que se llevaron el premio fueron los jugadores dirigidos por Curro Torres en el minuto 51. Un centro de Nando desde la derecha pasó cerca de varias cabezas hasta que llegó a Tropi en el segundo palo que volvió a meter el balón al corazón del área pequeña para que Nacho Gil, con un testarazo, batiera al portero local. Saltaba la sorpresa y al filial valencianista se le ponía el partido aún más de cara con la expulsión de Colorado por doble amarilla en el minuto 67. Quedaba gestionar la doble ventaja. El Mestalla estuvo a punto de sentenciar poco después en una internada por la derecha de Nando que supo resolver el portero local. En los minutos finales los locales se fueron arriba con todo y el Mestalla tuvo que sufrir para llevarse los 3 puntos. Especialmente clara fue una oportunidad en la que el disparo del futbolista del Reus golpeó en un defensor obligando a Álex Sánchez a sacar una mano prodigiosa cuando ya estaba caído en el suelo.

Finalmente el Mestalla pudo mantener su portería a cero y volverse con los 3 puntos a Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *