This is el Mestalla

El filial valencianista consigue sus tres primeros puntos de la temporada en un meritorio partido contra el Eldense.


Alrededor de 4.000 personas acudieron a Mestalla para dar su apoyo a los chicos del filial. Por lo menos la mayoría puesto que un ruidoso grupo de aficionados de Elda también se dieron cita en el coliseo valencianista. Muchos menos seguidores que en la eliminatoria de permanencia de la temporada pasada pero, a buen seguro, bastantes más de los que se hubieran dado cita en Paterna.

Curro Torres salió con la alineación prevista con la novedad de Nacho Gil por banda izquierda y de Fernando Cano actuando como mediocentro. Respecto al último partido entraron en el once Zahibo, Salva Ruiz y Nando en lugar de Tropi, Jorge Muñoz e Iban Salvador. Desde el primer momento se vio al Eldense bien situado en el terreno de juego aunque Alex López, nada más empezar, realizó un disparo muy peligroso sobre la portería defendida por Alberto. Pero el equipo dirigido por Fran Yeste, que ocupó un asiento en el anfiteatro debido a que todavía no tiene la licencia federativa, era quien llevaba el timón del encuentro. El Eldense es un recién ascendido pero da la sensación de que va a ser un equipo que va a hacer un buen papel. El equipo alicantino estaba demostrando por qué ganó al Hércules la semana pasada. El Mestalla no conseguía mantener la posesión del balón y aunque defendía bien los visitantes irremediablemente empezaron a crear ocasiones. Cañadas muy activo remató con peligro en varias ocasiones, una de ellas de falta que golpeó en el larguero y Chupe en punta estaba dando un recital, en Mestalla. Al equipo dirigido por Curro Torres le faltaba que su centro del campo entrara en acción. El trabajo de Alex López con los balones largos fue algo más que interesante pero costaba darle continuidad a las segundas jugadas. El Mestalla aguantaba el tipo atrás con un destacado Alberto Jiménez: corpulento, expeditivo, sin complicarse la vida, con cierto talento para jugar y capaz de recorrer 50 metros para decirle algo al árbitro y marcharse jurando en todos los idiomas. Es decir, un futbolista necesario en un filial. También dejó muy buenas sensaciones Akapo. En esa demarcación parece que el filial ha dado un salto de calidad importante. Pese al dominio del Eldense el partido empezó a cambiar de rumbo con un disparo de Salva Ruiz desde la parte izquierda del área que acabó en saque de esquina tras despejarlo Alberto con problemas. El córner lanzado por Dani Ramírez golpeó en el defensa que actuaba de barrera y llegó al primer poste donde Fernando Cano, más rápido y atento que nadie, golpeó el balón con el exterior del pie izquierdo para enviarlo dentro de la portería. Era el minuto 27 y, desde ese momento, la tendencia del partido cambió completamente. Parece que el Mestalla, tras la derrota del pasado domingo, necesitaba un estímulo que le diera confianza para empezar a desarrollar su juego y el gol se lo dio. Aparecieron la pareja de mediocentros formada por Zahibo y Fernando Cano y empezó a llegar el balón a Nacho Gil, que fue de menos a más dejando muy buenos detalles, y a Dani Ramírez, más voluntarioso que acertado. Eso sí, la jugada de la tarde la hizo el mediapunta procedente del Madrid C, con un pase de 'cuchara' a Alex López al interior del área de pura clase. Nando por su parte estuvo más participativo en el segundo tiempo. Nacho Gil, antes de llegar al descanso lanzó una falta a la cruceta. El partido era otro y el árbitro pitaba el final de la primera parte.

En el segundo periodo el filial valencianista se asentó definitivamente. De hecho, se vio a un equipo vibrante. Ahora el Mestalla era capaz de aprovechar el gran trabajo de Alex López cuando le buscaban en largo o, en su caso, de sacar el balón jugado desde atrás. Emergieron las figuras de Fernando Cano y Nacho Gil que están demostrando que el cambio de categoría les ha sentado bien. Asumiendo el mismo rol trascendente que en juveniles con toda la naturalidad. Los blanquinegros llegaban mucho más, por la derecha con Nando y por el centro con Dani Ramírez. El Eldense había perdido el aplomo con el que salió al inicio del partido. El Mestalla seguía defendiendo bien y los alicantinos llegaban mucho menos.  Curro Torres decidió mover el banquillo y dio entrada a Tropi por Nacho Gil. De esta manera, Fernando Cano pasó a jugar por la izquierda y Tropi junto a Zahibo en el mediocentro. También Akapo lesionado dejó su lugar a Leuko. El duelo entraba en una fase complicada, se reducía el margen de error y el Eldense estaba a un sólo gol. Sin embargo, aunque los visitantes hicieron un último intento por ponerle cerco a la portería del Valencia apenas generaron peligro. Toni Martínez, con 17 años y perteneciente a la plantilla del juvenil A también gozó de minutos al final del partido. Sustituyó a Alex López que se había peleado con los centrales hasta decir basta. Los tres primeros puntos de la temporada se quedaban en casa y el equipo dejó buenas sensaciones.  

El Mestalla tuvo, principalmente, dos cosas buenas: supo jugar en el punto competitivo que exige la segunda B y fue capaz de sacar a relucir su enorme calidad, que es, al fin y al cabo, lo que le diferencia de los demás equipos no filiales. This is el Mestalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *