Un punto y gracias

El partido cumplió con el guión que igualaba las posibilidades de los dos equipos. El Valencia no consiguió imponer su fútbol y la Real dejó muy buenas sensaciones en su paso por Paterna. Sara Monforte se retiró lesionada al final de la primera parte.


Se enfrentaban dos equipos en un gran estado de forma y con una apuesta de juego similar. Se preveía un duelo igualado y se cumplió. Sin embargo, también se esperaba que fuera un partido abierto con fútbol ofensivo en las dos porterías y esto no sucedió. La principal novedad táctica en el once de Cristian Toro fue el triple pivote del centro del campo con Arantxa como única mediocentro defensiva y Paula y Monforte algo más adelantadas. Por las bandas jugaron Marta Mateos por la izquierda y Anita Amo por la derecha. El inicio del partido de las locales fue prometedor, intenso y llegando al área. Pero duró poco. Decía Sara Monforte en la entrevista que le hicimos el sábado que jugar bien al fútbol es que se cumpla lo que has preparado durante la semana. Siguiendo este razonamiento la Real jugó mejor que el Valencia. Las txuri-urdin, con ese equipaje naranja que tan malos recuerdos trae al primer equipo masculino, asumieron el protagonismo del partido y jugaron más en campo del Valencia dominando mayoritariamente la posesión del balón. Cuando lo jugaban las blanquinegras faltaba pausa . Ni Monforte ni Paula conseguían imponer su ritmo y las precipitaciones en los envíos hacía que el partido estuviera lleno de imprecisiones. El juego por las bandas también era inexistente. Aún así, el Valencia logró generar un buena oportunidad de gol gracias a un disparo de Anita Amo desde la derecha dentro del área que la portera donostiarra consiguió desviar a córner. La Real, por su parte sí que estaba haciendo daño por las bandas, en especial por la izquierda. La jugadora más destacada del Valencia en este primer periodo fue Arantxa que realizó con la efectividad que le caracteriza en labores de contención. El equipo txuri-urdin no llegó a inquietar a Mariajo salvo en un saque de falta lejano que pasó cerca de la escuadra de la portera valencianista. La primera parte se entristeció a un más cuando Monforte se tuvo que retirar lesionada del campo con problemas en el talón del pie izquierdo. Su lugar lo ocupó Gio.

La dinámica del encuentro cambió poco en la segunda parte. Salió con algo más de ímpetu el Valencia y las futbolistas realistas tuvieron más problemas para desarrollar su juego. Aún así, las blanquinegras eran incapaces de llevar el peso del partido de forma continuada. Cristian Toro comenzó el carrusel de cambios y dio entrada a Naiara por Marta Mateos, a Mitsue por Paula y a Trueno por Anita Amo. El partido, conforme se acercaban los minutos finales, se rompió defensivamente. Sin que ninguno de los equipos elaborara fútbol, empezaron a haber oportunidades en las dos porterías. Primero golpeó el Valencia con un remate bombeado de Mari Paz que dio en el larguero. Respondió la Real por medio de Aintzane. Después, Gio, desde dentro del área no pudo concretar su disparo entre los tres palos. De nuevo, no tardó en llegar la réplica realista. El partido podía caer de cualquiera de los dos bandos pero, finalmente, el marcador no se movió.

La victoria del Atlético de Madrid ayer obligaba al Valencia a ganar si quería conservar la tercera posición. Ahora, las colchoneras empatan a puntos con el Valencia pero las adelantan en la tabla clasificatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *