Fuerza, orgullo… y mala suerte

El Valencia CF Femenino, a falta de diez minutos para que acabara el partido, tuvo muy cerca la remontada pero Lola Dueñas paró el penalti a Mari Paz.


No consiguió el Valencia cambiar la dinámica de resultados en el Cerro del Espino y cosechó su quinto partido sin conocer la victoria. Sin embargo, el equipo dirigido por Cristian Toro, después de un mes complicado, recuperó sensaciones y volvió a reencontrarse con su ambición y con su desafío a la élite de la Liga. Se pudo ver, de nuevo, a un Valencia grande que mereció ganar en el campo del Atlético de Madrid. Las opciones de alcanzar al equipo colchonero en la segunda posición que da acceso a la Champions, tras el empate, son remotas. Las rojiblancass tendrían que perder sus dos últimos partidos de Liga y el Valencia ganar ambos. Ahora el foco está en la lucha por la tercera plaza contra el Athletic que visita Paterna la próxima semana.

El partido en Majadahonda empezó bastante igualado.El equipo blanquinegro estaba bien posicionado en el campo. La apuesta de Cristian Toro pasaba por llevar el peso del partido o, por lo menos, eso se pudo deducir con la inclusión en el once titular de Mistuse, Gio y Monforte, tres futbolistas dotadas técnicamente para llevar la inciativa del juego. El primero aviso serio lo dio Mari Paz en el minuto 12 con un disparo que la defensora envió a saque de esquina.

Ambos equipos estaban bastante imprecisos y costaba determinar cuál era el dominador. Ninguno de los dos llegaba con peligro al área rival. En el minuto 25 Esther remató con potencia pero algo desviado un centro raso de Priscila. Fue la primera noticia ofensiva del Atleti y el anuncio de lo que estaba por llegar cinco minutos después. El equipo rojiblanco consiguió marcar el primer gol tras una triple ocasión. Las dos primeras las salvó de forma milagrosa Mariajo pero a la tercera Rocío consiguió batir a la portera valencianista.

El tanto local no cambió al dinámica del partido. Seguía primando la igualdad. Un error de Monforte en el borde del área generó otra situación de peligro para el Atlético. De nuevo Mariajo tuvo que emplearse a fondo para sacar el disparo de Esther.La réplica la dio el Valencia en una contra en la que Carol no pudo deshacerse de su marcadora cuando Mari Paz se incorporaba por el costado derecho. Los primeros 45 minutos llegaban a su fin y se había visto un partido intenso pero algo espeso en el juego.

El Valencia salió con más alegría en su fútbol y buscando con más determinación la portería colchonera Tuvo la primera ocasión en una falta desde la frontal en una posición de privlegio pero el disparo de Carol golpeó en la barrera. El impulso del Valencia tuvo su recompensa en el minuto 50 cuando el quipo blanquinegro logró el empate. Un potente centro de Monforte desde la izquierda encontró la cabeza de Mari Paz en el primer palo. Donde tenía que estar, como siempre.

El equipo visitante recuperó de golpe toda la autestima que había perdido en los últimos cuatro partidos y se lanzó a por la victoria. El equipo blanquinegro presionaba y llegaba. Cristian Toro decidió hacer el primer cambio y sustituyó a Gio por Cintia Monteagut. La canterana ,en el primer balón que tocó, sirvió un pase ainterior a Mari Paz que sacó un disparo peligroso.

A partir del minuto 60 el Atlético se empezó a recomponer aunque el equipo que más buscaba el gol seguía siendo el Valenca. El segundo cambio en las filas blanquinegras fue el de Salo por Monforte. La jugadora de Moixent, soreprendentemente, jugó de mediocentro y la verdad es que no lo hizo nada mal cortando y distribuyendo fácil. En cualquier caso se evidenciaba que Gio y Monforte, tras las lesiones, no se encuentran todavía en plenitud física.

El Valencia apretaba. Al equipo dirigido por Cristian Toro no le valía el empate y el entrenador argentino decidió hacer la última sustitución dando entrada a Manu por Leila. A falta de 10 minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentado Amanda tocó el balón con la mano dentro del área y el árbitro señaló penalti. Mari Paz asumió la responsabilidad desde los 11 metros pero Dolores Dueñas adivinó su intención y desvió el disparo.

El equipo blanquinegro siguió intentándolo, dándole valor a la segunda posición del Atlético de Madrid, demostrando ser un gran equipo. Hubo ofensiva final pero no se generaron situaciones excesivamete claras. En el minuto 87 el balón se paseó por el área pequeña tras una falta en tres cuartos de campo lanzada por Carol que peinó Mari Paz.

No hubo fortuna pero el Valencia en el Cerro del Espino respondió a las expectativas creadas hace un mes cuando era firme candidato al subcampeonato. El equipo se reencontró consigo mismo a tiempo. Ahora quedan dos finales y la del sábado que viene en Paterna contra el Athletic es otro desafío de altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *