Tres puntos trabajados y mordisco en la clasificación

El Valencia consigue una nueva victoria tras empezar perdiendo. Buena jornada en la que empataron Atlético de Madrid, Athletic y Levante.


El equipo dirigido por Cristian Toro llegaba a Sant Adrià dels Besos con muchas bajas en el centro del campo. El técnico argentino dispuso un 3-5-1-1 sobre el campo destacando la presencia de Anita y Mulán respecto a las últimas alineaciones. En esta ocasión, la pichichi del equipo Mari Paz empezó el partido desde el banquillo. El Sant Gabriel partía como víctima propiciatoria dado que ocupaba la penúltima posición en la tabla. Sin embargo, es un clásico de la Liga y eso le convierte en un club orgulloso. Esta temporada ha perdido a sus principales futbolistas y en verano estuvo cerca de la disolución pero sigue siendo un equipo competitivo con jóvenes jugadoras que rinden a muy buen nivel. Así, el partido empezó bastante igualado con el Valencia algo espeso en el juego y con demasiadas imprecisiones. El partido se jugaba en el centro del campo y no había llegadas de peligro en ninguna de las dos porterías. Sin embargo, en el minuto 28 Xiki adelantó a las locales. La desgracia no vino sola para el Valencia porque, un poco antes, Naiara tuvo que abandonar el campo con molestias físicas. En su lugar entró Mari Paz. El gol en contra sirvió de estímulo para el Valencia que parecía algo aletargado en ataque. Precisamente Mari Paz, en el minuto 40  consiguió empatar el partido. Poco después sería Anita quien pondría al equipo blanquinegro por delante en el marcador. El Valencia había consumado la remontada en un visto y no visto antes de llegar al descanso.

Tras el paso por el vestuario las valencianistas salieron más entonadas que al principio del partido. El choque perdió algo de ritmo y estaba bien controlado por las futbolistas entrenadas por Cristian Toro. El técnico argentino quiso ahondar en ese escenario dando entrada a Paula por Salo. Poco después saldría Trueno por Leila y más tarde Sara Micó por Mitsue. En cualquier caso, el Valencia llevaba el peso del partido con más posesión del balón y más llegadas sobre la meta rival. El Sant Garbiel, de hecho, no realizó ningún remate a portería en toda la segunda parte. El premio para el Valencia en forma de sentencia no llegó hasta el tiempo añadido. Manu con un golazo certificó una nueva victoria del Valencia.

La jornada en esta ocasión ha sido bastante propicia. Es lógico si ganas todos los partidos. Antes o después repercute en la clasificación. En este caso, el equipo blanquinegro distancia en dos puntos más al Rayo y al Levante, inmediatos perseguidores, y recorta dos puntos al Atlético de Madrid que se queda a 3 en la segunda posición. El Barça, primer clasificado, como es norma menos cuando juega contra el Valencia, también ganó y sigue ocho puntos por encima.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *