Dominio sin premio

Derbi de altos vuelos en Nazaret en el que el Valencia puso el juego, la ambición y las ocasiones pero se tuvo que conformar con el empate.


Foto: Dulce Sotos Valero - Carol tuvo la mejor ocasión del partido

Foto: Dulce Sotos Valero – Carol tuvo la mejor ocasión del partido

Foto: Dulce Sotos Valero - Paula Nicart no estuvo muy sólida en defensa

Foto: Dulce Sotos Valero – Paula Nicart no estuvo muy sólida en defensa

Foto: Dulce Sotos Valero - Mulán pelea un balón

Foto: Dulce Sotos Valero – Mulán pelea un balón

Poco más se le puede pedir al Valencia tras el partido contra el Levante. Quizá no se crearon las suficientes situaciones de gol como para que el balón acabara entrando o, simplemente, puede que faltara una pizca de suerte para aprovechar las ocasiones que sí se tuvieron pero es innegable que el equipo dirigido por Cristian Toro hizo un partido muy completo. No dio opciones al Levante con un trabajo defensivo que rayó la perfección y dominó el partido en la mayoría de fases haciendo un fútbol vistoso.

Cristian Toro premió en el once inicial a las futbolistas que la semana pasada desnivelaron el partido contra el Fundación Albacete saliendo desde el banquillo: Mitsue de medicentro y Cintia de carrilera derecha entraron en el equipo titular. El entrenador argentino dispuso sobre el campo un 3-6-1-1 ó un 3-3-2-1-1, según se mire. Pero, más allá del sistema, lo fundamental fue que el Valencia salió con la idea de ser el protagonista del partido. Los primeros minutos fueron de tanteo y ninguno de los dos equipos se hizo con el control del juego. Primaba el fútbol directo y se producían tímidas llegadas en ambas porterías. Sin embargo, conforme los dos equipos se asentaron, se vio a un Valencia dominador. Mitsue y Monforte cada vez participan más y al Valencia se le encendían las luces cuando Claudia cogía el balón. En defensa, las tres centrales se mostraban inexpugnables. Pese a ser más pequeñas físicamente que Olga y Adriana se imponían en los saltos y ganaban todas las disputas. El equipo blanquinegro, además, presionaba con ferocidad la salida del balón. Desde el banquillo Cristian Toro aprobaba el juego del equipo, "estamos muy bien" decía el técnico argentino y el Levante no conseguía pasar de medio campo. El Valencia se acercaba a la portería defendida por Sandra Paños pero no conseguía crear ocasiones de gol realmente claras. El partido subió de revoluciones en la lucha por los balones divididos. Se entró en una fase de juego más físico lo que permitió que las fuerzas se igualaran. Antes del descanso el Valencia dispuso de la ocasión más clara del partido con un excelente disparo de Carol a la escuadra que Sandra Paños envió a córner de forma milagrosa. En el saque de esquina posterior el Valencia también estuvo cerca de marcar pero el cabezazo de Mari Paz no cogió portería.

El segundo periodo empezó igual que el primero, es decir, con los dos equipos estudiándose. Dio la sensación de que Valencia y Levante se concedían una pequeña tregua para adivinar qué planes había tramado el rival en el vestuario. Pero pronto se repitieron las mismas constantes que en los primeros 45 minutos: el Valencia ambicioso proponiendo y el Levante limitándose a defender. En el minuto 52 Mari Paz envió un disparo peligroso aunque tenía una buena opción en la incorporación de Naiara por la izquierda. Cristian Toro decidió mover el banquillo para darle aire a su equipo y salió Leila por Monforte. De esta manera Naiara pasó a jugar por el centro dejando la banda izquierda para la recién ingresada en el terreno de juego. El Valencia seguía dominando e insistiendo en ataque. Gozó de dos faltas muy peligrosas en la zona de tres cuartos bien ejecutadas. En la segunda de ellas Mari Paz consiguió conectar el testarazo obligando a Sandra Paños a hacer una espectacular palomita para atajar el balón. Sin duda alguna, la portera levantinista fue a mejor de su equipo. El Valencia estaba haciendo muchos más méritos que su rival para llevarse el partido pero sus intentos no acababan de cristalizar en gol. Cristian Toro dio entrada a Anita por Cintia en otra muestra de que el equipo blanquinegro no se conformaba con el empate. En los últimos minutos el Valencia siguió volcado en el campo del Levante aunque sólo tuvo oportunidad de hacer daño con un disparo de Anita que golpeó en el lateral de la red.

Finalmente no hubo manera de encontrar el camino del gol aunque, si sirve de consuelo, el Valencia fue el ganador moral del derbi. Tal vez eso sea insuficiente para determinar cuál es el equipo hegemónico de la ciudad. Lo que está claro es que el equipo blanquinegro, en fútbol femenino, sólo está por debajo del vecino de la ciudad en el palmarés. Y eso, no se cambia de un año para otro.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *