Contra la temporada de transición

El Valencia vuelve a la Europa League para enfrentarse al Dinamo de Kiev en dieciseisavos de final. El partido se disputará en Nicosia por los graves incidentes que se están produciendo en la capital de Ucrania- En el horizonte está Turín y la posibilidad de convertir una temporada de transición en una histórica.


Foto: Dulce Sotos Valero - El Valencia antes de viajar a Nicosia

Foto: Dulce Sotos Valero – El Valencia antes de viajar a Nicosia

Foto: Dulce Sotos Valero - Richino da indicaciones durante el último entrenamiento

Foto: Dulce Sotos Valero – Richino da indicaciones durante el último entrenamiento

Foto: Dulce Sotos Valero - El Valencia durante el entrenamiento de ayer

Foto: Dulce Sotos Valero – El Valencia durante el entrenamiento de ayer

Tras el esperpéntico modo de proceder de la UEFA el partido de ida dieciseisavos de final de la Europa League entre el Dinamo de Kiev y el Valencia se disputará en el estadio GSP de Nicosia. El equipo ucraniano un clásico del fútbol europeo con dos Recopas y una Supercopa de Europa en su palmarés. Sin embargo, pese a ser punta de lanza del fútbol soviético en el pasado ha perdido en estos últimos años la supremacía en su propio país a favor del Shakhtar Donetsk. El Dinamo de Kiev no compite desde el mes de noviembre ya que en Ucrania se para durante tres meses la competición en invierno. De hecho, ha preparado el partido contra el Valencia y su vuelta a la competición doméstica en Málaga en una especia de pretemporada habitual en los equipos del Este de Europa. El Dinamo se desplaza a Chipre sin la presencia de su gran estrella Yarmolenko que está sancionado. Tampoco podrá contar con su principal referencia ofensiva, Mbokani, que será sustituido por un jugador con un perfil similar, el nigeriano Ideye. El futbolista que canaliza el juego de los de Kiev es el mediocentro internacional portugués Veloso y en la mediapunta el Valencia tendrá que estar pendiente del talento y la calidad del mediapunta marroquí Belhandi. El conjunto ucraniano está dirigido por el Balón de Oro de 1975 Oleg Blokhin y es un equipo que, normalmente, cederá la posesión del balón al Valencia para salir al contragolpe con velocidad. No hace falta remontarse mucho para tener una referencia de la peligrosidad del equipo ucraniano. Hace cinco años el Dinamo eliminó al Valencia en la Europa League.

Por su parte el Valencia encara el partido con muchas bajas en defensa. Mathieu ha entrado en la convocatoria y partirá en el once titular pese a no haber entrenado ni el lunes ni el martes por una contusión. Los centrales que seguro no estarán serán Senderos con problemas físicos y Víctor Ruiz sancionado. También son baja por lesión Piatti y Oriol. Han viajado con el equipo los canteranos Salva Ruiz, Portu, Manu Molina y el portero Jaume. Pizzi tiene previsto aprovechar el partido para darle minutos a jugadores que últimamente no están teniendo excesivo protagonismo.  Puede que en Nicosia futbolistas como Joao, Jonas, Míchel, Guaita e incluso Keita partan en el once inicial. El Valencia tiene la oportunidad de convertir una temporada de transición en una histórica a través de esta competición. El camino hasta Turín, sede de la final pasa, sorpresivamente, por Nicosia. Será una buena oportunidad para que el equipo dirigido por Pizzi, teniendo en cuenta las bajas del rival y el campo neutral, encarrile la competición. De esta manera evitará sorpresas desagradables como aquel gol de Kravets en Mestalla en el minuto 73 que eliminó al Valencia en 2009. El delantero ucraniano estará esta noche en el banquillo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *