Revancha y primer puesto

El Valencia viaja a Gales para certificar su pase a dieciseisavos de la Europa League. Djukic tendrá la oportunidad de dar minutos a los jugadores menos habituales.


Foto: Dulce Sotos Valero - Ricardo Costa disputa un balón en el partido de ida

Foto: Dulce Sotos Valero – Ricardo Costa disputa un balón en el partido de ida

Dice Pablo Hernández que el deseo del equipo galés es repetir el partido de Mestalla y no es extraño. Aquel día, Bony, el delantero centro, pareció la reencarnación de Pelé. Luego se demostró que cualquier atacante que se enfrentara al Valencia parecía susceptible de ser candidato para el balón de oro. No fue difícil deducir que el problema lo tenía el equipo de Djukic  en su defensa.  Para que se repita ese partido, además, tendrían que expulsar a un valencianista al poco de empezar a jugar. Aquel día se incendió Mestalla y el encuentro de hoy se puede presentar como una revancha. Fue una derrota dolorosa y en Europa hay mucho prestigio en juego. La trayectoria del equipo galés ha bajado con respecto al año pasado. Han sido eliminados de la Copa y vagan por la mitad de la tabla de la Premier. Los galeses tienen como principal ausencia la baja de Michu. La propuesta por intentar llevar el peso del partido sigue invariable en el equipo dirigido por Michael Laudrup.

Por su parte el Valencia quiere confirmar su mejoría en el juego aunque, el once titular del pasado domingo, no tendrá continuidad. Djukic aprovechará para hacer rotaciones. Así es probable que Joao juegue en el lateral derecho, Oriol ocupe el mediocentro y Postiga y Alcácer tengan minutos. El partido viene marcado por el desembarco de la Academia Gloval en el primer equipo. Rufete no ha viajado a Gales. El entrenador serbio dedicó la rueda de prensa previa al partido a normalizar su relación con Rufete. Defendió su autonomía “sé dónde está la integridad de un entrenador y yo no permitiría en mi vida que alguien se metiera, no tengo necesidad”; y defendió la nueva estructura del club “antes venía un entrenador y se marchaba y no quedaba nada de su trabajo. El club quiere evitar esos vacíos, que haya una filosofía y se trabaje sobre ella. Los clubes serios e importantes funcionan así”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *