El valencianismo se lame las heridas

André Gomes, Amadeo Salvo, Rufete, Ayala y Juan Cruz Sol acuden a la cena pre partido de la Agrupació de Penyes Valencianistes (APV) después de que el equipo cayera eliminado en Copa contra el Espanyol.


Hubo compromiso por parte de todo el mundo de sacar la situación adelante. Los aficionados mostraron su descontento y su apoyo incondicional y los representantes del club su empatía con el estado de ánimo de los peñistas. Aún así, lo cierto es que la sede de la APV no congregó a demasiados valencianistas en comparación, sobre todo, a los éxitos de asistencia de las últimas veladas. Con Alcácer hace dos meses se tuvieron que poner más mesas y ayer, con el número habitual, hubo varias vacías. Y eso que estaba anunciada la presencia de André Gomes y Amadeo Salvo. Aparecieron también, sin previo aviso, Rufete y Ayala. Un gesto de unión en un momento difícil. Además asistió Juan Cruz Sol que actúa de representante del club ante las peñas. Con tantas personalidades y dadas las circunstancias deportivas del club, recientemente eliminado de la Copa del Rey, la noche se preveía interesante informativamente hablando, "hay más periodistas que peñistas" comentaba un directivo de la APV.

Empezó hablando Amadeo Salvo resaltando que lo que nunca debe faltar "es ilusión". Un tema recurrente, para pasar página cuanto antes, fue el de tratar de acabar en Liga entre los cuatro primeros. A eso apelaron André Gomes y Rufete  que comentó que con los futbolistas "desde que han llegado hablamos cada segundo del objetivo Champions porque es viabilidad para el club y muchas cosas más. Es meter también al club entre los grandes de Europa". En este sentido, el más crítico fue Miguel Castillo, de la peña valencianista de La Gamba Che de d'Albuixech, que reprochó que se transmitiera la sensación de que la Copa del Rey este año molestaba. Amadeo Salvo dijo al respecto que el dolor por la eliminación "no lo vamos a poder tapar con la Champions". Sin embargo añadió que el Valencia estaba hoy "mejor que en muchos años. Somos un club respetado a todos los niveles con una situación económica estable, un proyecto de viabilidad y de futuro a largo plazo, un compromiso de terminar el estadio, el equipo más joven de Europa con grandísimos jugadores, Mestalla se llena…" El presidente ejecutivo aseguró que el Valencia "es un club envidiado en España hoy en día por la situación en la que nos encontramos".

André Gomes salió como pudo de la pregunta de Toni López, presidente de la peña Mislata que quiso saber por qué el equipo ganaba a principio de temporada 3-0 ó 0-3 y ahora metía un gol y se encerraba atrás. El portugués dijo que ahora al Valencia los rivales "le conocen mejor". Amadeo Salvo respecto a André Gomes pronosticó que, en unos años, "va a ser el mejor centrocampista de Europa". El presidente ejecutivo también contestó a la pregunta sobre si iba a dimitir señalando que no hay que creerse "todo lo que aparece en twitter". Y en relación a si los  nuevos dueños iban a acudir a la sede de la APV Salvo apuntó que Kim Koh estaría en mayo "cuando sepa hablar español".

RUFETE

Rufete también dejó alguna reflexión interesante en la noche con los peñistas. El manager general Deportivo dijo que, pese a la eliminación en Copa "nuestra historia empieza ahora. En este año y medio hemos ordenado muchas cosas pero nuestra historia empieza ahora. El Valencia tiene gente muy profesional, gente que ha venido a aportar y se preocupa mucho de si el equipo va mal. Es importante identificar que empezamos una nueva historia", insistió. También Rufete tuvo que contestar a la pregunta de si se iba a ir, en su caso, al Barcelona pero el de Benejúzar lo negó argumentando que vinieron a hacer una tarea y "nos queda mucho camino por recorrer". Respecto a los fichajes el manager general regateó comentando que están "orgullosos de la plantilla. El mercado nos da la posibilidad de estar atentos. Creo que tenemos jugadores con una proyección muy importante". Ahora bien, estuvo pendiente del teléfono y a última hora atendió una llamada. El ex futbolista del Valencia también quiso dedicar palabras a la afición "es exigente porque quieren cosas que han vivido. Nos exigen porque han vivido una historia". Por su parte, Fabián Ayala, también mandó un mensaje de unidad señalando que a la afición "no hay que pedirle, hay que darle". Por último Juan Cruz Sol quiso enviar el mensaje de que la gente no debe pensar "que los jugadores pasan de todo esto. Se sienten tan deprimidos y tan abatidos como nosotros pero el fútbol es así. Vamos a salir adelante". Y con ese mensaje y el de Blas Madrigal pidiendo a la afición que contra el Almería aliente desde el minuto uno, se cerró una velada en el que el valencianismo se lamió las heridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *