Golazos y tensión

El equipo vuelve a entrenar a puerta abierta y cerca de 300 aficionados acuden a la cita. Los seguidores disfrutan con una sesión preparatoria muy vistosa: hubo calidad e intensidad.


Nuno volvió a programar un entrenamiento a puerta abierta en el Antonio Puchades. El técnico del Valencia ha adoptado esa buena costumbre y los aficionados responden. Alrededor de tres centenares de seguidores vieron en directo las evoluciones del equipo. La principal novedad del entrenamiento, en realidad se produjo el día anterior cuando Parejo sufrió una rotura fibrilar que le mantendrá alejado de los terrenos de juego durante un mes. Tampoco se ejercitaron junto a sus compañeros Jaume y Orban también lesionados. La novedad fue la inclusión del canterano Sergio Ayala

El público asistente disfrutó, sobre todo, con los partidillos. Nuno dividió al grupo en cuatro equipos y mientras dos se enfrentaban en un campo de reducidas dimensiones con porterías pequeñas los otros dos otros dos lo hacían en uno con porterías grandes. En este último se pudieron ver goles de bella factura de Alcácer, Barragán y Piatti. La intensidad en el entrenamiento fue máxima. Al final de la sesión Alcácer hizo una fea entrada a Filipe Augusto. Posteriormente Diego Alves conversó con el delantero de Torrent. La acción demuestra, en cualquier caso, que ningún futbolista regala nada y que la intensidad es máxima. El público, en la despedida, le pidió a los jugadores una victoria en Villarreal.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *