Calidad

Es cierto que hay gente joven y con futuro (algunos de ellos pagados al precio de gente consolidada y con presente), pero el Valencia necesita dar un paso adelante en cuanto a calidad


        El Valencia llega al parón navideño en una encrucijada. El equipo no está fino, la lesiones y el trabajo del anterior entrenador se han convertido en un lastre, los resultados no acompañan, muchos rivales juegan mejor y el estilo todavía no está perfilado.

         Es cierto que el Valencia ha cambiado de entrenador y que debe adaptarse, pero junto a todo ello subyace la sensación de que al equipo le falta calidad: por lo que a la entrega y el esfuerzo se refiere no puede haber reproches. Quizá si puede haberlos cuando se piensa en lo que se ha pagado por alguno de ellos, una circunstancia que no resulta ajena a la dinámica del Valencia durante el último año y medio.

         Me transporto a diez años y se me ocurre comparar los integrantes de la actual plantilla con, por citar solo a algunos, Cañizares, Anglomá, Djukic, Marchena, Ayala, Carboni, Albelda, Baraja o Vicente que ganaron la Liga. Lo hicieron con la ayuda de jugadores complementarios, cuyo papel también fue importante, aunque no tuvieran la calidad de los ya citados. Me refiere a Jorge López, David Navarro, Curro Torres, Xisco, Garrido o De los Santos, que fueron campeones a pesar de su papel secundario, pero que en el equipo actual serían mucho más protagonistas de lo que lo fueron entonces.

         Todo ello, por no hablar de la generación posterior, con la presencia de futbolistas de la talla de Villa, Mata, Silva, Joaquín, Mathieu. Soldado, Jordi Alba, Bernat o Aduriz. ¿Cuánto daría el aficionado por contar ahora con alguno de ellos en el equipo?

         Pensemos en que hay un buen portero, pero también en lo que será de él cuando se recupere Diego Alves. ¿Es Cancelo un defensor?, ¿Son desequilibrantes jugadores como Barragán, Orban o De Paul?, ¿Se parecen en algo, a pesar de sus buenas prestaciones, Parejo y Javi Fuego a Baraja o  Albelda?. También podemos pensar si André Gomes va a ser algo más de lo que fue Aimar; si algún día sabremos la posición idónea de Enzo Pérez, si por fin aparecerá Rodrigo Moreno y o si Vezo, Santos o Abdennour le quitarían el puesto a Senderos, Stankevicius o Ricardo Costa.

         Es cierto que hay gente joven y con futuro (algunos de ellos pagados al precio de gente consolidada y con presente), pero el Valencia necesita dar un paso adelante en cuanto a calidad, repito que en la entrega no genera dudas, para conseguir esta temporada algo más que deambular por mitad de la tabla y mantener vivo el mayor tiempo posible el sueño de la Copa del Rey y la Liga Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *