A recuperar el tiempo perdido

El Valencia visita Vigo con la necesidad de la victoria para hacer creíbles sus aspiraciones a disputar la Champions League la próxima temporada. La victoria también se antoja fundamental para el crecimiento y la consolidación del proyecto Pizzi.


El trabajo desempeñado por Pizzi y su equipo hasta el momento transmite consistencia. Han empezado por lo básico para ir creciendo. Están en proceso de conocer a sus jugadores aplicando conceptos sencillos pero firmes y claros. Todas estas sensaciones tienen la oportunidad de convertirse en realidad en función del partido que haga el Valencia en Balaídos frente al Celta.

El equipo gallego renovó su apuesta en verano tras sufrir por la permanencia hasta la última jornada el año pasado. La ilusión vino de la mano de Luis Enrique, un entrenador de postín, más por nombre que por trayectoria, y algunos jugadores que levantaron expectativas como Rafinha hijo de Mazinho y hermano de Tiago. El equipo vigués, sin embargo, se está encontrando con muchos problemas para enderezar el rumbo tras un inicio de temporada bastante discreto. La propuesta sobre el campo de Luis Enrique emana de la tradición futbolística del FC Barcelona. Un juego ofensivo que privilegia el dominio del balón. En ese sentido, se verá sobre el campo a dos equipos que intentarán asumir el peso del partido. Pese a la posición que ocupa en la tabla, el Celta tiene buenos jugadores para proyectar sobre el campo el fútbol que quiere su entrenador. Además del mencionado Rafinha están los canteranos Hugo Mallo y Oubiña, mediocentro que canaliza con inteligencia y calidad el juego vigués. Además, esta temporada ha sido la del debut de Santi Mina, delantero de tan sólo 18 años y con  gran proyección.

El Valencia, pos su parte llega a Balaídos con la moral por las nubes pero las incertidumbres propias de los inicios. Pizzi repite como dogma de fe que la clave estará en mantener la intensidad mostrada en los dos últimos partidos. Esa sería, sin duda la gran aportación del técnico argentino. Esta plantilla en los últimos años ha tenido capacidad para hacer buenos partidos pero no para mantener una continuidad. EL nuevo técnico del Valencia como ya anunció antes incluso del partido contra el Atlético de Madrid hará rotaciones. Es su manera de trabajar y de hacer sentir a los futbolistas que todos son importantes. Por ello parece que el único que tiene garantizada la titularidad es Parejo. Tampoco parece que vayan a haber muchos cambios en defensa una vez recuperado Joao Pereira aunque queda la duda de quién ocupará el lateral izquierdo . En posiciones ofensivas parece que Canales tendrá su oportunidad tras no partir de inicio en ninguno de los dos partidos anteriores. Pizzi también reconoció en rueda de prensa que no tiene intención de variar su estilo de juego en función de si juega en casa o como visitante.

El entrenador argentino tiene la baja de Banega por problemas físicos. Además, Pizzi ha prescindido por decisión técnica de Vezo y Pabón. Fuentes del club reconocieron que están estudiando las posibilidades para que el jugador colombiano abandone la entidad este mes de enero. Pabón sólo podría jugar en ligas con competiciones partidas como la argentina. También se trabaja en la posibilidad de que regrese a su club de origen, el Monterrey. La normativa impide a un futbolista vestir la camiseta de tres equipos diferentes en un sólo año.

En definitiva, el partido de esta tarde servirá para ir aclarando si el efecto Pizzi tiene visos de permanencia o es la consecuencia de un cambio de actitud pasajero por la novedad que supone contar con un nuevo entrenador. De los futbolistas depende.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *