Estímulo Bernabéu

El equipo dirigido por Pako Ayestarán tratará de reivindicarse en un gran escenario


El final de Liga descafeínado que vive el Valencia CF presenta un aliciente extrardinario a falta de dos jornadas para que termine el campeonato. El equipo blanquinegro visita el Santiago Bernabéu y eso siempre es sinónimo de partido grande. Conseguido el deprimente objetivo de la salvación, Pako Ayestarán ha puesto el acento en la búsqueda de estímulos en vista de que el equipo, como señaló el técnico vasco tras el partido contra el Villarreal, "no tiene el hábito de competir". El entrenador del Valencia ha hecho pedagogía con sus jugadores en ese sentido “hay que hacerles entender que las temporadas no son compartimentos estanco. Cómo acabas, es importante para cómo empiezas y afecta a las decisiones que pueda tomar el club u otros clubes" señaló ayer Ayestarán en la rueda de prensa previa al partido contra el Real Madrid. En cualquier caso, esta tarde, la labor del entrenador blanquinegro viene facilitada por el escenario. No hay ningún futbolista en el mundo que no entienda que el coliseo madridista es un excelente escaparate para reivindicarse.

El Real Madrid, por su parte, llega en la situación contraria al Valencia, es decir, con la temporada en juego. El equipo de la capital de España está un punto por debajo de los dos primeros clasificados, el FC Barcelona y el Atlético de Madrid y todo lo que no sea una victoria esta tarde prácticamente le descartaría como candidato al título. Hay horario unificado y toda la jornada se disputará a las cinco de la tarde por lo que el público del Bernabéu estará pendiente de los transistores. Zidane tiene bajas significativas para afrontar el duelo contra el Valencia. El entrenador francés no podrá contar ni con Bale, ni con Keylor Navas, ni con Carvajal.

Por su parte, Pako Ayestarán tiene las bajas de Gayà, Cherysev y Bakkali. El entrenador vasco anunció en rueda de prensa que puede haber novedades respecto al once que perdió contra el Villarreal. No quiso plantearlo desde la perspectiva del mal partido que hicieron algunos jugadores sino desde la necesidad de adaptarse al rival. Aún así, parece difícil que jugadores como Negredo o Aderllan Santos sean hoy titulares. André Gomes estaba descartado hace dos días pero ayer entrenó con normalidad. Quizá sea precipitado que juegue hoy los 90 minutos, sobre todo, teniendo en cuenta que Enzo Pérez se encuentra al cien por cien.

El Valencia tiene poco que perder y, desde ese punto de vista, el aficionado blanquinegro podrá ver el partido con cierta tranquilidad. Sin embargo, sigue latente la humillación vivida en el Camp Nou y, sobre todo, la sensación de fracaso que arrastra el equipo. No hay posibilidad de redención para los jugadores y parece que la decisión sobre la continuidad de Ayestarán ya está tomada en sentido negativo. Pero una victoria en el Bernabéu puede proporcionar una tremenda alegría a los seguidores valencianistas. El estímulo es innegable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *