Objetivo de mínimos

El Valencia busca certificar la permanencia cuanto antes después de la eliminación en competición europea.


Hace bien Gary Neville advirtiendo de que quedan seis puntos para que el Valencia se olvide del fantasma del descenso a Segunda División: “cualquier equipo con menos de 40 puntos tiene mucho por lo que luchar”, dijo ayer en rueda de prensa el entrenador inglés en relación a la falta de alicientes después de que su equipo cayera eliminado de la Europa League el jueves pasado. Unos futbolistas que han demostado que sólo compiten por objetivos concretos, es decir, cuando les apetece, necesitan este tipo de estímulos. Es cierto que todavía quedan 21 puntos en disputa hasta que se acaba la Liga y que conseguir 6 debería ser, en teoría, tarea fácil para un club como el Valencia pero la realidad dice que el equipo blanquinegro no tiene argumentos futbolísticos suficientes como para doblegar al colista como se vio hace siete días contra el Levante. Mestalla, que fue una caldera en el partido europeo, no va a hacer concesiones en Liga. Los jugadores lo saben y, por la cuenta que les trae, deberán dar el máximo de sus posibilidades.

El Celta sigue conservando la vitola de equipo revelación del la Liga pese a que no ha podido darle continuidad a su gran inicio de Liga. Ahora mismo marca, en la séptima plaza, la última posición que da acceso a Europa con 45 puntos, once más que el Valencia. El equipo vigués llega a la capital del Túria con las significativas bajas de Iago Aspas y Fontás.

Por su parte, el equipo dirigido por Gary Neville también tiene ausencias importantes. A los lesionados Cherysev, Enzo Pérez, Bakkali, Cancelo y Barragán se unió ayer a última hora Dani Parejo. La política de rotaciones de Gary Neville salta por los aires en el centro del campo porque no hay muchas más opciones que los futbolistas que jugaron contra el Athletic el jueves pasado. Danilo, Javi Fuego y André Gomes vuelven a apuntar al equipo titular. En defensa la novedad puede ser la vuelta de Abdennour o la presencia de Siquiera por la izquierda y arriba pueden jugar de inico Alcácer y Feghouli

Adivinar el planteamiento táctico de Neville y, sobre todo, el estilo de juego que propondrá su equipo es todo un misterio. El entrenador inglés fluctúa su idea en función del rival. Quizá contra el Celta, que es un equipo que quiere llevar la iniciativa a través de la posesión, se vea a un Valencia parecido al que se vio contra el Athletic, esperando atrás con la defensa adelantada y dispuesto a salir con velocidad privilegiando el juego por las bandas.

La temporada no se ha terminado. Es una obviedad que todo el club debe asumir más allá de que se empiece a trabajar en el curso que viene. Es necesario plantearse objetivos y, dadas las circunstancias, apuntar a la salvación parece lo más inteligente. Como siempre, sólo vale ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *