Mestalla se encomineda a Mestalla

El Valencia debe remontar un uno cero en contra para estar en los cuartos de final de la Europa League, última opción del club para evitar que la temporada sea un fracaso.


Hay que hacer un esfuerzo considerable para encontrar razones para creer en la remontada. El partido de ida de los octavos de final de la Europa League disputado la semana pasada en San Mamés dejó sentimientos encontrados: el equipo compitió pero el resultado no fue bueno. Ahora, tras el derbi de hace cuatro días, las sensaciones son unánimes: el Valencia es una ruina futbolística. Por eso, los jugadores y la afición se encomiendan, como única opción para remontar, a la magia de Mestalla. No existen más argumentos pero el que hay es poderoso. Muchos de los futbolistas de la actual plantilla conocen la capacidad del estadio valencianista para transformar las emociones. Sucedió hace dos temporadas contra el Basilea y contra el Sevilla también en la Europa League. El hecho de que la ciudad esté inmersa en Las Fallas puede ser un aliciente más para que brote el espíritu necesario que ponga patas arriba la lógica futbolística. Todo puede pasar cuando ruge el coliseo valencianista y entra en estado de ebullición. A los jugadores blanquinegros les brotan las alas y los rivales se convierten en convidados de piedra.

Las razones deportivas, sin embargo, apuntan a que el Athletic pasará a la siguiente ronda sin problemas. El equipo rojiblanco está en un momento dulce, está dirigido por un gran entrenador y ha demostrado tener muchos recursos para certificar el pase a cuartos de final esta tarde en Mestalla. El lateral izquierdo del Valencia José Luis Gayà hizo un análisis excelente del equipo dirigido por Ernesto Valverde en la rueda de prensa celebrada ayer en la Ciudad Deportiva de Paterna "lo que más me preocupa del Athletic es que vienen en un gran momento. Están con una racha espectacular. El Athletic puede hacer un juego directo buscando a Raúl García y Aduriz pero también te puede combinar por dentro con Beñat, Iturraspe con San José, Muniain, me preocupa que alternen el juego en largo y en corto y eso es lo bueno de ellos”. Al menos, queda claro que los jugadores valencianistas saben cuáles son las virtudes de su rival

El equipo blanquinegro llega al duelo muy mermado por las bajas. Dos futbolistas determinantes, Enzo Pérez y Cherysev no podrán estar esta tarde en Mestalla por problemas físicos. Además, Gary Neville no podrá contar con Cancelo y Bakkali, también lesionados, ni con Siquiera, que no está inscrito. Antonio Barragán y André Gomes serán duda hasta última hora. Así las cosas, la defensa estará formada por Abdennour y Mustafi en la parte central, Gayà por la izquierda y Barragán o Vezo por la derecha. En el centro del campo surgen más dudas. Parejo parece que es el único que tiene la titularidad garantizada. Y arriba el estilete será Negredo y Neville confirmó en sala de prensa que Santi Mina será titular.

Cabría esperar que el Valencia apostara por salir en tromba aunque Gary Neville puso ayer el acento en la importancia de no encajar un gol "si mantenemos la portería a cero tenemos muchas posibilidades de pasar". Lo cierto es que la magia de Mestalla funciona por retroalimentación. Si el estadio no ve a un equipo ambicioso desde el principio será difícil que el conjuro surta efecto.

El partido para el Valencia es un hilo de vida. Llegar a cuartos de final de la Europa League pospondría y alimentaría la posibilidad de revertir la percepción de fracaso absoluto a la que parece condenado el equipo esta temporada. El optimismo y la ilusión en los momentos previos a la decisiva cita debe ser el arma irracional que todo lo puede. Queda Mestalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *