De hoy no pasa

El Valencia busca su primera victoria en Liga con Gary Neville en el banquillo. El Rayo llega a Mestalla como penúltimo clasificado.


Desde que Gary Neville es entrenador del Valencia en Liga le ha pasado de todo a su equipo menos una cosa. El Valencia ha jugado bien a ratos, incluso a ratos largos, pero también ha tenido otras fases en las que no ha sabido qué hacer con el balón, ha tenido efectividad arriba y problemas defensivos, ha mostrado amor propio y ha vagado por el campo sin alma, ha empatado y ha perdido pero todavía no ha ganado. Comparar la rueda de prensa de Gary Neville de hace dos semanas con la que ofreció ayer es un ejercicio sencillo que permite visualizar la situación del equipo. El 5 de enero el entrenador del Valencia decía que quería ganar “pero no estoy desesperado. Quiero pensar que la buena preparación va traer resultados". Ayer, sin embargo, Neville mantuvo que están "buscando con desesperación lograr lo mismo en Liga que en Copa". Lo cierto es que después de cinco partidos sin conseguir la victoria el Valencia no se puede permitir dejar más puntos por el camino. La aspiración del cuarto puesto queda lejos igual que la posibilidad de pasar apuros a final de temporada. Pero el equipo blanquniegro debe ganar porque sí. Porque es su hábitat natural y porque la afición lo exige y lo merece. De hoy no pasa.

A priori, la situación calsificatoria del Rayo podría hacer pensar que el Valencia debe ganar cómodamente al equipo madrileño. Pero el Rayo es un equipo curioso: se sabe a qué juega porque su entrenador imprime a sus jugadores un estilo irrenunciable, no hay dobleces en el planteamiento de Paco Jémez y aún así, es impredecible. Capaz de jugar como la Holanda de Cruyff y de dar las mismas facilidades defensivas que San Marino. El equipo de Vallecas llega a Mestalla con dos bajas significativas: en ataque Javi Guerra y en la portería Yoel, cedido por el Valencia y que no puede jugar por contrato.

En las filas valencianistas la principales novedades de la lista de convocados son la ausencia de Abdennour y la entrada de André Gomes. El jugador tunecino es el único futbolista que se ha quedado fuera por decisión técnica. Aunque Neville quiso desdramatizar en rueda de prensa "es un jugador muy importante para este proyecto", lo cierto es que el defensa tunecino se está convirtiendo en un elemento de riesgo para su propio equipo. En todos los partidos genera una situación de peligro para la portería defendida por Jaume. Además, Neville no puede contar con Gayà, Enzo Pérez, Diego Alves, Javi Fuego y Orban. En el otro lado de la moneda está el regreso de André Gomes, un futbolista que ha demostrado, también con Neville, que es capaz de cambiarle la fisonomía al equipo ofreciendo multitud de alternativas ofensivas. También han entrado en la convocatoria los canteranos Zahibo y Fran Villalba.

El partido se jugará a las doce del mediodía. Un horario extraño para Mestalla que tiene sus dos únicos precedentes en partidos de la temporada pasada. Por lo civil o por lo criminal el Valencia debe empezar a sumar de tres en tres. De hoy no pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *