Ganar o ganar

El Valencia no tiene margen de error tras las victorias del Sevilla y el Atlético de Madrid. El Granada llega a Mestalla con la misma necesidad de puntos, en su caso, para salvar la categoría


Preguntados en sala de prensa los futbolistas y el técnico del Valencia sobre si es mejor jugar antes o después que los rivales directos todos contestan con un mensaje unitario "no nos fijamos en lo que hacen los demás" y "lo importante somos nosotros". Aún así, no se puede obviar que la perspectiva que da jugar en lunes, en esta ocasión, ha añadido más presión al equipo blanquinegro. Las victorias del Altético de Madrid y del Sevilla han dejado al Valencia fuera de la Champions aunque sea de forma provisional. A falta de seis jornadas para que acabe la Liga ninguno de los equipos de arriba falla y el Valencia no puede ser menos. El equipo dirigido por Nuno debe gestionar esa necesidad convirtiéndola en ambición. El Granada, por su parte, tratará de aprovecharlo para generar ansiedad entre los jugadores blanquinegros. Definitivamente, jugar en lunes condiciona el escenario del duelo de esta noche.

El equipo andaluz llega a Mestalla en posiciones de descenso directo a 6 puntos de la salvación. El equipo dirigido por Abel Resino está realizando una temporada bastante irregular aunque cuenta con buenos futbolistas en el plano defensivo y jugadores desequilibrantes arriba. En la zaga hay jugadores con oficio y potentes físicamente como Mainz, Cala, Insúa o Nyom. Además, el equipo rojiblanco cuenta con una pareja de mediocentros formada por Iturra y Mikel Rico que da solidez y consistencia. La responsabilidad de sorprender a Diego Alves recaerá en futbolistas como el ex del Rayo Vallecano Lass o el nigeriano Success. El técnico del equipo andaluz no podrá alinear a Rober al no querer pagar la indemnización pactada en el contrato de cesión. Tampoco están a disposición de Abel por lesiones y sanción hasta ocho jugadores más entre los que destacan Javi Márquez, Colunga o Rubén Pérez.

Así las cosas, el análisis del rival conduce a la reflexión de que el Valencia no se puede confiar. Tal vez por eso Nuno Espírito Santo no quiera renunciar a la participación de Mustafi en el centro de la defensa. El internacional alemán llega algo tocado después de retirarse el pasado sábado del entrenamiento y de entrenar ayer al margen de sus compañeros. La única baja con la que cuenta el técnico portugués es la de Piatti. Su lugar, como viene sucediendo en las últimas jornadas lo ocupará Rodrigo.

Vuelve al equipo tras estar un mes apartado de los terrenos de juego Enzo Pérez. Nuno se enfrenta de nuevo al dilema que supone dejar a uno de los cuatro mediocentros habituales en las alineaciones fuera del equipo. Probablemente en esta ocasión, por la falta de ritmo competitivo, sea Enzo Pérez el que parta desde el banquillo. De esta manera en la zona ancha del equipo valencianista se podrá ver al trío más repetido de la temporada, es decir, a Javi Fuego, Parejo y André.

El hecho de jugar tres encuentros en seis días abre la posibilidad de que Nuno haga rotaciones. De todas maneras parece que el partido reservado para hacer los cambios será en Vallecas y no hoy.

A las 20.45 en Mestalla, al Valencia sólo le vale ganar o ganar para seguir jugando en ese horario el año que viene pero entre semana. La Champions League exige que el Valencia consiga hoy los 3 puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *