El valencianismo quiere seguir soñando

El equipo de Nuno viaja a Elche acompañado de 2.000 seguidores con el objetivo de consolidar la tercera plaza.


Mientras el fútbol español anda preocupado con el clásico entre el Madrid y el Barcelona y de forma residual presta atención a las eliminatorias europeas algo se mueve en el Este de la Península. No se puede decir que el desplazamiento de 2.000 valencianistas resacosos de las Fallas sea un ejemplo de sigilo pero sí que es cierto que, en el ámbito nacional, hay cierto vacío mediático. Esto, en otras circunstancias, podría ser tomado como un agravio comparativo pero ahora mismo es un factor que beneficia al Valencia. Tal vez, cuando se quieran dar cuenta de que algo gordo está pasando en la capital del Túria, los rivales ya no tengan tiempo de reacción. De momento, el Valencia ya ha adelantado al Atlético de Madrid en Liga y si consigue la victoria en Elche restará puntos obligatoriamente al Barcelona, al Madrid, o a los dos en función de cómo se desarrolle el partido entre ellos.

Pero para que esto suceda, para que el valencianismo pueda seguir soñando, el equipo de Nuno debe conseguir los 3 puntos en Elche. El equipo blanquinegro afronta el último tramo liguero en una fase de juego excelente. A la seguridad defensiva que ha acompañado al equipo durante toda la temporada, cabe sumar ahora la competitividad como una de las señas de identidad del conjunto dirigido por Nuno. Tras varias decepciones a domicilio en campos donde el Valencia era el teórico favorito, el equipo ha entendido que la intensidad no es negociable. Así, con los futbolistas peleando cada balón como si fuera el último, no es difícil imaginarse al Valencia saliendo vencedor del duelo de esta noche en el Martínez Valero.

Y eso que el equipo de Nuno cuenta con bajas significativas para el choque de hoy. Ayer se supo que Enzo Pérez podría estar hasta un mes de baja. Este hecho implica que André Gomes, Javi Fuego y Parejo tengan prácticamente garantizada la titularidad en los próximos compromisos del Valencia. Por otra parte, los dos delanteros centro, Negredo y Alcácer, llegan renqueantes al duelo en Elche. Ha trascendido que Alcácer podría jugar 60 minutos y el caso de Negredo es más complicado. Ayer fue la primera vez que se entrenó con el equipo tras serle diagnosticado el pasado sábado un esguince en la rodilla. De momento, está en la convocatoria y seguramente también ocupará una plaza en el banquillo por si el partido se pone feo. Las molestias de ambos delanteros abre la puerta de De Paul a la titularidad ya que en Córdoba hace unas semanas el argentino ya jugó de falso de 9. Para aliviar esta situación vuelven al equipo Mustafi y Javi Fuego, dos titulares indiscutibles que no pudieron estar la semana pasada en Mestalla contra el Deportivo por sanción.

Y enfrente el Valencia se encontrará a un equipo necesitado. El Elche se encuentra sólo dos puntos por encima del descenso directo aunque llega al partido en una buena dinámica, sobre todo, en el Martínez Valero.  El principal peligro del conjunto ilicitano es su delantero Jonathas que, tras un periodo de adaptación, está destacando en la Liga Española por sus dotes técnicas y físicas: se trata de un jugador grande y potente. Fran Escribá recupera a Adrián para el centro del campo y al central Enzo Roco que arrastraba molestias.  

Así pues, todo está preparado para que el fútbol valenciano viva una fiesta aunque las condiciones climatológicas no acompañen. Hoy, a las 20.45, el Valencia tiene la misión de permitir que su afición pueda seguir soñando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *