La primera final de la temporada

El Valencia afronta su pase a cuartos de final de la Copa del Rey en Cornellà con una ventaja mínima obtenida en el partido de ida.


Ya no queda margen de error para el Valencia si quiere optar a un título esta temporada. La Copa de Rey, a falta de competición europea, es el camino más sencillo para que la parroquia valencianista pueda llevarse una verdadera gran alegría este año. El equipo de Nuno lleva tres partidos disputados en esta competición y puede que ya haya agotado su cupo de buena suerte. La anterior eliminatoria contra el Rayo Vallecano tuvo un componente de sufrimiento excesivo por demérito del Valencia y contra el Espanyol en Mestalla el equipo blanquinegro obtuvo mejor resultado que rendimiento sobre el campo. Por eso, en Cornellà se impone ver a un equipo ambicioso que desea estar en la Final y que da argumentos para ello.

En ese sentido parece que la estrategia de rotaciones salvajes aplicada por Nuno hasta el momento en Copa del Rey se verá mitigada ante la trascendencia del partido de hoy. Es cierto que Yoel estará bajo palos y que futbolistas como Parejo o Negredo pueden tener descanso pero difícilmente el entrenador del Valencia haga una revolución cambiando a siete futbolistas respecto al once que jugó el pasado domingo en Liga como ha venido haciendo hasta ahora en Copa.

Dentro del mal sabor que de boca que dejó la eliminatoria anterior contra el Rayo Vallecano se puede extraer la lectura positiva de que el equipo supo sufrir. El Valencia tuvo capacidad de reacción en una situación extrema, cuando se aproximaba el desastre. Será una virtud a tener en cuenta en el partido de hoy por la idiosincrasia propia de la competición y porque seguro que el Espanyol no lo va a poner fácil. De hecho, se espera una encerrona.

También Sergio, el técnico perico, optó en el partido de ida por hacer una revolución en su alineación. Ahora, tras el 2-1 en Mestalla y viendo cercana la posibilidad de eliminar al Valencia, el entrenador del Espanyol optará por futbolistas que acumulan más minutos. La afición blanquiazul también es consciente de la importancia del partido y el Power 8 Stadium será una olla a presión.

Es una incógnita descifrar el partido que se verá esta noche. El equipo perico debe, a priori, salir a por el gol que le dé la clasificación y Nuno ya ha anunciado que el Valencia irá a por el partido sin especular. No es descartable, por tanto, que el choque se convierta en un correcalles lo que iría en contra de la filosofía de Nuno que tiene como pieza angular el orden táctico y el defensivo. Uno de los factores que hace imprevisible el partido es la doble cara que está mostrando el equipo blanquinegro esta temporada. Aunque en Copa el balance en el juego más allá de los resultados es decepcionante, el Valencia, en general, está haciendo una buena campaña y en los partidos más exigentes está ofreciendo su mejor versión.

Y lo de hoy en Cornellà, sin duda, es un duelo a vida o muerte. Es la primera final de la temporada y sólo vale pasar la eliminatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *