Primera parada de un largo camino

El Valencia inicia su andadura en la Copa del Rey en Vallecas. Las opciones de conseguir un título esta temporada pasan por esta competición.


El valencianismo tiene muchas expectativas puestas en la edición de este año de la Copa del Rey. El hecho de que en el sorteo haya tocado la parte del cuadro en la que no están Madrid, Barça o Atleti alimentan las esperanzas de un club que sueña con levantar un título seis años después. Pero el camino hasta llegar al éxito es largo y complicado y si el Valencia quiere hacer algo importante deberá plantearse cada encuentro como una final, y la primera es hoy en Vallecas frente al Rayo. Aunque Nuno dijo en rueda de prensa que el partido "no es determinante" no sería la primera vez que una eliminatoria se resuelve en el partido de ida. Empieza un reto apasionante.

Hay otro factor que condiciona toda la temporada y por tanto también las necesidades del equipo con respecto a la Copa del Rey. El Valencia este año no disputa competición europea y este hecho focaliza aún más el interés en el torneo que hoy empieza.

 La llegada de la Copa, además, devuelve al Valencia a la costumbre de jugar dos partidos por semana. La planificación deportiva se hizo contando con este hecho. Hace unas semanas, cuando Rufete fue preguntado por la posibilidad de fichar en enero señaló que se debía esperar a la Copa del Rey para calibrar el verdadero potencial de la plantilla y tomar las decisiones en función del rendimiento de algunos futbolistas que no habían tenido oportunidad de jugar. Es casi obligatorio para los equipos que juegan dos partidos por semana hacer rotaciones en el equipo titular. Una necesidad que Nuno, hasta el momento no había tenido que afrontar. Paco Jémez, el entrenador del Rayo ya ha anunciado que efectuará ocho o nueve cambios respecto a su equipo habitual en Liga.

Por su parte, el técnico del Valencia tal vez no haga tantos cambios pero también variará la fisonomía del equipo de forma sustancial. Por lo pronto tres jugadores titulares como Barragán, Rodrigo o Parejo no han sido convocados, aunque el último por obligación ya que arrastra una sanción del año pasado. También se queda en Valencia Feghouli que últimamente estaba entrando en el once. Así las cosas, habrá cambios en la parte de arriba y es muy probable que entre De Paul en el equipo. En el centro del campo Filipe Augusto es el que tiene más posibilidades de acompañar a Javi Fuego y André Gomes. Y Nuno hará una pequeña revolución en la defensa. La ausencia de Barragán y de Joao Pereira garantizan la titularidad de Cancelo en el lateral derecho. Otamendi está en la lista pero conviene ser prudente tras sufrir un esguince en el último partido contra el Barça. También, posiblemente Nuno dé descanso a Mustafi por lo que se podría ver una pareja de centrales inédita formada por Orban y Vezo. Y lo que sí está claro porque así lo reconoció el entrenador del Valencia en rueda de prensa es que Yoel estará bajo palos en lugar de Alves.

Más allá de los futbolistas que salgan al terreno de juego en Vallecas se verá un choque de estilos. Paco Jémez junto a Xavi Hernández son los únicos que pronuncian aquello de que el estilo "es innegociable". La gran diferencia es que uno está al frente del humilde Rayo Vallecano y el otro forma parte de uno de los equipos más poderosos del planeta y la asombrosa coincidencia es que el estilo de juego que proponen es similar. El Rayo Vallecano se ha distinguido en los últimos tiempos por proponer un fútbol que privilegia la posesión del balón. El equipo madrileño quiere controlar los partidos sacando el balón jugado desde abajo. En la previa del partido contra el Barça hablábamos de que esta visión del fútbol beneficiaba al Valencia puesto que la idea de juego que proyecta Nuno se basa en la presión, la recuperación, y la salida rápida. Si el Valencia consigue adelantar la línea de presión puede hacer mucho daño al equipo vallecano. Las palabras de Nuno anteriormente comentadas calificando el partido de esta noche como "no determinante" hacen prever un Valencia que espere al Rayo Vallecano e intente sorprenderlo a la contra.

A las diez de la noche empieza el sueño de la Copa, es la primera parada de un, esperemos, largo camino.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *