20 puntos a las siete de la tarde

Es un mensaje sencillo que han lanzado Nuno en dos ocasiones y Barragán en rueda de prensa. El Valencia, más que ‘partido a partido’, quiere ir ‘victoria a victoria’.


La rivalidad entre Depor y Valencia garantiza un choque atractivo para los futbolistas sólo por el ambiente. Riazor no es un campo en el que se reciba al Valencia con aplausos aunque el equipo blanquinegro suele obtener buenos resultados en el feudo coruñés. Este hecho, la excitación en la grada, reduce la presumible diferencia que se debería ver en el campo atendiendo a la clasificación. El Valencia ocupa la segunda posición en la tabla y el Depor es el último clasificado. Para los blanquiazules es un partido dramático y Víctor Fernández puede ser destituido si su equipo no obtiene un buen resultado. No ha tenido una vuelta plácida a la Primera División el equipo gallego con dos derrotas especialmente dolorosas: contra el Celta en Balaídos y contra el Madrid en casa encajando 8 goles. Todos los equipos que han visitado Riazor esta temporada han puntuado. El último fue el Almería que ganó por 0-1. Uno de los jugadores más peligrosos del conjunto coruñés es Fariña, ex compañero en Racing de De Paul y Zuculini. Además el extremo formado en la Masía Isaac Cuenca es otra de las amenazas que deberá tener en cuenta el Valencia. Por otro lado, será una buena oportunidad para ver a un jugador que está en la órbita de Peter Lim, el portugués Ivan Cavalleiro. El que no se enfrentará a sus ex compañeros será Hélder Postiga que causa baja por lesión.

Por su parte, Nuno no podrá alinear a su equipo de gala. Falta André Gomes y su puesto, probablemente, lo ocupará Filipe Augusto que dejó buenas sensaciones en Anoeta. El técnico portugués en rueda de prensa, contempló la posibilidad de cambiar de sistema de juego ante la baja de André Gomes por lo que pueden haber más sorpresas sobre el césped de Riazor. Tampoco viaja con el equipo Lucas Orban aquejado de un golpe en el pie.

El Valencia quiere seguir con su buena dinámica de juego y de resultados. La exigencia en la parte alta de la clasificación es altísima y ayer Barça y Madrid ganaron sus respectivos encuentros. Si el equipo blanquinegro quiere codearse con los más grandes del campeonato no le queda otra opción que ganar esta tarde en Riazor. Ya ha demostrado que tiene argumentos de sobra para hacerlo entre los que destaca, principalmente, la consistencia defensiva y la efectividad en ataque. La filosofía del 'partido a partido' se queda pequeña para un equipo con un discurso ambicioso como el del Valencia. Se trata ahora de interiorizar otro concepto, el de 'victoria a victoria'. Nuno ha marcado un objetivo claro: tener 20 puntos a las siete de la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *