Póker de ases

Mathieu, Parejo, Bernat y Alcácer han sido los mejores futbolistas de la temporada. Repasamos, uno a uno, el rendimiento de todos los jugadores del primer equipo.


Hemos hecho las valoraciones de la temporada pero necesitamos ayuda para definir quién ha sido el mejor jugador. En la columna de la derecha, en esta misma página, en último lugar está la encuesta para votar a la estrella del Valencia 2013/2014. Os animamos a que participéis para que salgamos de dudas.

Diego Alves

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 8

Emery, Pellegrino y Valverde buscaron cada uno su fórmula para repartir los minutos en la portería. Un debate eterno alimentado por el gran rendimiento de ambos guardametas. Sin embargo, esta temporada Diego Alves le ha ganado claramente la partida a Guaita. El portero brasileño ha mantenido el nivel e incluso ha mejorado mientras que el de Torrent se ha diluido. Diego Alves ha seguido siendo ese portero de reflejos felinos capaz de detener balones imposibles y desesperar a los rivales. Este año, además, ha tenido menos problemas en el juego aéreo, su gran déficit. Más allá de paradas puntuales prodigiosas como la que le hizo a Reyes en Mestalla en la vuelta de la Europa League, ha tenido partidos memorables como el  del Camp Nou o el del Bernabéu. También ha aumentado su leyenda de 'parapenaltis', uno de ellos decisivo frente al Ludogorets. Sólo las molestias físicas y la alternancia en Copa le han relegado del equipo titular. Fue el favorito de Djukic pero una lesión le apartó de la titularidad. Después, ya sano, le costó algún partido recuperar el puesto. La fugaz aparición de Nico Estévez le llevó al banquillo y se contó que había agarrado por la pechera al entrenador interino. Diego Alves lo desmintió. La llegada de Pizzi le hizo indiscutible y ha ofrecido un rendimiento espectacular. Veremos si Scolari no le echa de menos este verano en Brasil. Ha demostrado estar, por lo menos, entre los mejores 20 porteros del mundo.  

Guaita

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 3

No empezó bien la temporada para el de Torrent con aquella oferta del Arsenal y su supuesto deseo de salir del club. Esa renuncia inicial a competir por la titularidad con Diego Alves quizá haya sido el condicionante que ha marcado el resto del curso. Desde luego, al menos, fue un suceso sintomático. Las lesiones de Alves y el hecho de que el Valencia disputara tres competiciones le han permitido jugar muchos más partidos de los que se le supone a un portero suplente. Sin embargo, no los ha aprovechado para hacerse el dueño de la meta valencianista. En Liga debutó en la jornada octava por lesión del brasileño y dos partidos después Alves veía desde el banquillo cómo Guaita no estaba fino contra el Villarreal. Este hecho, Guaita titular y Alves suplente, sólo se volvería a ver en Europa League, en Copa y en el partido contra el Madrid en Mestalla. Aquel día empezó el verdadero calvario del de Torrent sobre el campo. Jugadas puntuales que han determinado partidos y eliminatorias. No estuvo fino en el gol de Jesé y tampoco en Copa contra el Atlético de Madrid. Pizzi lo tuvo claro después de ese partido. Aún así, el fútbol le volvió a conceder otra oportunidad a Guaita en el tramo final de la temporada. El portero valenciano tampoco rindió a su nivel. Parece que ha perdido la confianza en sí mismo. Guaita, definitivamente, no ha sido el portero sobrio y completo que Mestalla conocía. También es cierto que lleva tres años compitiendo con Alves y éste es el primero en el que pierde la partida. Antes todo se reducía a una cuestión de gustos, este año la evidencia ha colocado a Guaita como segundo portero del Valencia.   

Joao Pereira

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 6

El lateral portugués ha tenido distintas fases a lo largo de la temporada. En conjunto ha rendido por debajo del nivel que ofreció el año pasado, su primero como valencianista. Da la sensación de que le ha faltado algo de fuelle físico. Es cierto que Djukic le utilizó hasta la extenuación, pero marcaba pocas diferencias ofensivas y, de vez en cuando, cometía algún error defensivo. Cuando jugó Barragán lo hizo bien y Joao acabó siendo suplente del gallego. También para Pizzi. Sin embargo, en este tramo final de temporada ha vuelto a ofrecer su mejor versión hasta el punto de recuperar la titularidad. Cabe señalar que Joao ha continuado con su actitud impecable fuera del campo. En el terreno de juego, además, hay que agradecerle que lo dé todo. Aún así, por su carácter, sigue generando situaciones que no benefician al equipo. Al Valencia le hace falta carácter y a Joao le sobra. Pero el portugués no siempre sabe gestionar bien esa virtud. Él, sincero, reconoce que el Gloval Respect "no interfiere en los futbolistas". Joao, en cualquier caso, es un futbolista competente y que no se arruga.   

Barragán

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 7

Barragán señaló en rueda de prensa que su mejor momento como valencianista se produjo con la llegada de Pizzi "me ha dado la continuidad para demostrar lo que llevo dentro". Sin embargo, la mejora de Barragán se pudo apreciar mucho antes. En su debut en la temporada contra el Athletic en la jornada 8 hizo el mejor partido hasta ese momento como blanquinegro. En su tercer año, por fin, el lateral derecho hacía honor a sus teóricas facultades. Un futbolista con un físico privilegiado, con una gran zancada, conocedor del oficio de lateral e intuición para subir al ataque y una técnica más que respetable. Es decir, el futbolista que prometía ser cuando le fichó Benítez para el Liverpool. Ya le quitó la titularidad a Joao Pereira en los últimos coletazos de Djukic al frente del Valencia. Con Pizzi partió de suplente pero, a la primera oportunidad, le arrebató el puesto al lateral portugués. Al final de temporada, sin embargo, el técnico argentino confió más en Joao. Barragán todavía tiene mucho que mejorar. En especial, un mayor porcentaje de aciertos cuando tiene que centrar desde la derecha. Aún así, este año, ha dado un salto en su carrera muy positivo. Ha rendido bien con regularidad. Aunque él lo achaque a que la continuidad le ha permitido explotar parece que, además, ha habido un cambio en su mentalidad. Puede ser que Barragán, esta temporada, haya creído más en sí mismo y como consecuencia de eso ha tenido más oportunidades.        

Bernat

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 9

Algunas veces la percepción popular no coincide con la de la persona que toma las decisiones. Aunque Djukic hablara de Stuani nunca nadie se explicó por qué el entrenador serbio sentó a Bernat en el banquillo contra el Espanyol en la jornada 2 para que Mathieu ocupara el lateral izquierdo. Tampoco por qué Guardado dispuso de más minutos que él con Djukic y con Pizzi antes de que el club cediera al mexicano al Leverkusen. Bernat ya demostró de lo que era capaz en el lateral izquierdo la temporada pasada. Sus condiciones físicas y el haber jugado siempre de extremo izquierdo le acercan a la figura de Jordi Alba. Su proceso de aprendizaje defensivo tuvo una lección inolvidable en Villarreal cuando descuidó la espalda y el jugador groguet marcó a placer. Pero Bernat mejora día a día. Es un futbolista solvente en defensa. Su velocidad le permite corregir la posición y ser difícil de superar en el uno contra uno. Además, pese a su pasado como atacante, es un futbolista ordenado tácticamente. Y cuando sube saca sus virtudes de extremo en el regate y en la capacidad para poner buenos centros. Bernat va sobrado y muy pronto estará en la selección absoluta. Sería interesante que el Valencia le renovará, por lo menos, para subirle la cláusula. Es probable que haya equipos dispuestos a pagar mucho dinero por él. Si su voluntad es la de irse será una lástima. Un fracaso sentimental porque está en el Valencia desde alevines. Por otra parte, en Paterna sobran laterales izquierdos. Si el Valencia compra en los próximos 15 años algún futbolista en esta posición se estará disparando en el pie. Bernat ha tenido una temporada sobresaliente y está en el Olimpo de los cuatro mejores.

Gayá

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: (-)

Precisamente el de Pedreguer es un futbolista de la casa que ocupa esta demarcación. El club tuvo la deferencia de oficializarle en el primer equipo. Sin embargo su aportación ha sido más decisiva en el filial. Eso sí, nada menos que en semifinales de Europa League en el estadio Sánchez Pizjuán tuvo que saltar Gayá al campo y su actuación fue notable. Tiene 18 años y el año que viene, sí o sí, formará parte de la primera plantilla a tiempo completo. 

Guardado

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 6

El jugador mexicano fue cedido en enero debido a la irrupción de Gayá. O mejor dicho de Rufete, que apostó por el canterano. Hasta ese momento gozó de la confianza de Djukic y de Pizzi porque es un jugador fiable. De hecho, de los que se marcharon en enero era el único que estaba ofreciendo unas buenas prestaciones. Aunque la dinámica negativa del equipo también afectó a su rendimiento, E tiempo que estuvo Guardado demostró, al igual que la temporada anterior, que es un futbolista algo más que cumplidor. En cualquier caso, por debajo del nivel ofrecido por Bernat.    

Mathieu

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 9

Una de las figuras de la temporada y un referente para el valencianismo. El francés tiene un punto enigmático. Superada su timidez se ha revelado como uno de los pesos pesados del vestuario. Eso sí, sus aportaciones son contradictorias. Mathieu dijo en agosto que si no era titular se iba (y eso que estaba sancionado en el primer partido) y en enero señaló que ésta era "una temporada de transición" cuando el equipo aún estaba vivo en Liga y Europa League. Por otro lado, se ha tatuado un murciélago en el gemelo y en Fallas es un agitador con los petardos. Ahora bien, en el campo ha sido en palabras de Pizzi "el mejor defensa de la Liga". Valverde le situó de central y Djukic, con torpeza, dudó de que ésa fuera su posición ideal. Pero Mathieu ha ratificado que tiene unas condiciones inmejorables para desenvolverse en el centro de la zaga. Es rápido, poderoso en el juego aéreo, corta, se anticipa, es contundente y saca el balón jugado. Además, Mathieu tiene la personalidad suficiente como para subirse al equipo a sus espaldas en los malos momentos. Ha sido ejemplo de lucha y de no perderle la cara a los partidos en más de una ocasión. Su compromiso y grado de identificación, pese a sus salidas de tono, es una garantía de profesionalidad. Ha realizado una temporada sobresaliente y a las puertas del Valencia llaman clubes interesados por su situación. Pizzi, por si acaso, ha sido al único jugador al que ha calificado de imprescindible.   

Ricardo Costa

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 5

Al igual que Mathieu tiene un comportamiento dispar en sus intervenciones fuera del terreno de juego. Fue capaz de viajar a Almería por su cuenta para hacer piña cuando expulsaron a Rami de la concentración y defendió públicamente a Djukic. No obstante, cuando destituyeron al serbio dejó entrever que sus métodos de entrenamiento eran equivocados. Por otro lado, Ricardo Costa es el futbolista de la primera plantilla que más veces ha acudido a ver a los equipos de Paterna: es un fijo cuando juega el Mestalla y también se le ha visto en partidos del juvenil A y del cadete A. Es el capitán y sus sentidas lágrimas tras la eliminación contra el Sevilla reflejaron a la perfección el estado emocional de la afición. El club se quiso deshacer de él en enero y él respondió con el silencio y el trabajo. Sin embargo, a diferencia de Mathieu, Ricardo Costa no ha tenido un gran rendimiento en el terreno de juego. Es cierto que las lesiones no le han permitido tener continuidad pero también lo es que ha dispuesto de muchos minutos y que en ningún momento ha dado sensación de invulnerabilidad, de ponerle el candado a la portería valencianista desde su posición.   

Vezo

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 6

Si Vezo no tiene un 10 es porque no ha gozado de la confianza de Pizzi para asumir retos mayores. Ahora bien, los ratos que ha jugado (algún partido completo), no ha cometido ningún error defensivo. Tampoco ha hecho ningún alarde pero se ha mostrado seguro en todo momento. Incluso, en Pamplona, sacó el balón jugado desde atrás con soltura. Vezo todavía es una incógnita, no ha dispuesto de suficientes minutos como para saber si se trata de un jugador válido para el futuro del Valencia pero, de momento, apunta maneras.

Senderos

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 6

Vino como solución de última hora en el mercado de invierno. Ha tenido bastantes problemas físicos y en muchos partidos no ha sido susceptible de ser convocado. Su gran mérito ha sido tapar las carencias que se le intuyen. Senderos es un central lento al que le cuesta defender cuando el balón se juega a ras de hierba y apenas se ha notado. En otro orden de cosas ha demostrado ser una persona con la cabeza bien amueblada. Desde el primer momento fue consciente del club en el que estaba y asimiló la experiencia como una oportunidad única que le brindaba el fútbol. Todo el mundo, y él el primero, ha asumido que no estará el año que viene. Hay que agradecerle su actitud y profesionalidad

Víctor Ruiz

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 4

El caso del central catalán es muy parecido al de Barragán pero, a diferencia de su compañero, Víctor Ruiz todavía no ha dado el salto, no ha confirmado las virtudes que se le suponen. Quien vea entrenar a Víctor Ruiz se queda con la sensación de que es uno de los jugadores con más clase de la plantilla. Incluso, de cara a portería. El ex del Espanyol y del Nápoles coloca el balón con más calidad y precisión que alguno de sus compañeros ofensivos. Sin embargo, cuando juega en partido oficial, Víctor Ruiz no transmite confianza en sí mismo y no la ofrece a la defensa. Y eso que tuvo una serie de buenos partidos con Djukic. Después ha tenido muchos problemas físicos y apenas ha participado en la segunda vuelta. No es descartable que algún día Víctor Ruiz explote y se parezca al futbolista que llegó a Valencia y maravilló en sus primeros partidos. Tampoco sería raro que el club le buscara una salida porque pasan los años y el central catalán no ofrece las garantías que debería dar un central del Valencia.  

Rami

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 2

Su actitud lamentable fuera del terreno de juego estuvo en consonancia con el rendimiento ofrecido en el campo. Aunque eso no quite que sea, tras Mathieu, el mejor central del Valencia. Empezó la temporada con la cantinela de que si no jugaba se iría. Djukic le dio la titularidad y pareció que cedía al chantaje. Esto desequilibró la armonía del vestuario y, al poco, Mathieu dijo lo mismo en sala de prensa. Las palabras de Rami y la gestión que hizo Djukic fueron el principio del fin del entrenador serbio. Nunca ha tenido una actitud excesivamente profesional. Parece que vive del fútbol pero no para el fútbol. Ese grado de desapasionamiento le convierte en un futbolista poco implicado. Además, nunca supo en qué club estaba jugando. Rami siempre ha creído (porque le contrataron bajo esa premisa) que el Valencia era un equipo de paso en su carrera. Así, se ha convencido de que estaba por encima del club. Que él le daba prestigio al Valencia y no al revés. Una verdadera lástima porque tiene unas condiciones espectaculares. Su rendimiento en los pocos partidos que jugó dejó mucho que desear. Muy alejado del nivel que exige el Valencia y a años luz de la idea que tiene sobre sí mismo.

Javi Fuego

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 7

Su fichaje fue criticado, simplemente por venir del Rayo Vallecano a coste cero. Algunos olvidan fácilmente que el Valencia del doblete no se construyó con 'Maradonas'. Javi Fuego es el mismo dentro y fuera del campo: honesto, equilibrado y humilde. Un futbolista que hace vestuario y que ofrece un rendimiento mínimo bastante elevado. Es un mediocentro defensivo con características específicas para esta posición: gran sentido táctico, excelente colocación, buena lectura de las necesidades del partido y correcto con el trato de balón. No se le pueden pedir maravillas (pese a que hizo un doblete contra el Villarreal en Mestalla) pero siempre cumple con lo que se le pide. Ha demostrado que su fichaje fue un acierto "pese" a venir gratis procedente del Rayo.

Oriol Romeu

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 4

Es cierto que las lesiones le han pesado mucho. Principalmente la que traía de Londres. Hasta que no pasó un tercio de la temporada no cogió ritmo competitivo. Dejó algún destello, incluso, completó algún buen partido. Pero no ha marcado las diferencias en ningún momento. Oriol, al contrario que Javi Fuego, venía avalado por su club de procedencia y por el prestigio que le otorgaba ser considerado uno de los mediocentros con más proyección del continente europeo. Por eso, su paso por el club de Mestalla ha sido decepcionante. Nadie duda de su potencial pero parece que le persiguen los problemas físicos. Tampoco en Valencia ha tenido suerte en este sentido. Cuando parecía que cogía ritmo y podía empezar a ser un jugador importante, su progresión se ha visto frustrada por las lesiones. Su futuro en el Valencia es incierto. Le queda un año de contrato con el Chelsea y todo puede pasar. De todas maneras, si dejamos de un lado lo que puede llegar a ser y valoramos lo que ha sido, es difícil justificar que el club haga un esfuerzo por ficharlo. A su favor cabe decir que es tiene un carácter que suma dentro del vestuario.    

Míchel

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 6

El futbolista e Burjassot volvía a casa este año. Tras su paso por Deportivo de la Coruña y el Levante Míchel se ganó el derecho a ser considerado un futbolista útil para el Valencia. Con Djukic empezó jugando de titular y no lo hizo mal. Desapareció súbitamente de las alineaciones y dejó, incluso, de entrar en el 'equipo titular suplente', es decir, Djukic no contaba con él ni cuando hacía rotaciones. La llegada de Pizzi supuso un bálsamo y el entrenador argentino le dio la titularidad en Copa del Rey contra el Atlético de Madrid. También, en esta ocasión, hizo un buen papel y, asimismo, tampoco convenció a Pizzi. Eso sí, el técnico argentino no le ha condenado al ostracismo como su antecesor. Ya hemos puesto en valor alguna vez el papel que desempeña Míchel en el vestuario. Es el primer jugador que se acerca a los nuevos, habla y bromea con ellos, ya sean fichajes o futbolistas de las categorías inferiores. Tal vez, a Míchel le falten algunas aptitudes dentro del campo para ser un futbolista de primer nivel pero la mayoría de veces es capaz de suplirlo con sacrificio y actitud. Además, es importante tener este perfil humano integrador en la plantilla. 

Keita

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 7

Llegó en el mercado de invierno tras haber estado dos temporadas en la Liga China y con 34 años. Unos antecedentes que sembraban la duda sobre su rendimiento. Pero contaba con el apoyo de Pizzi. Su estado de forma era precario y, aún así, el técnico argentino le hizo jugar para que adquiriera ritmo competitivo lo más rápidamente posible. El plan salió bien y en poco más de un mes Keita ya se encontraba a un nivel más que aceptable. Además, con el paso de los partidos ha ido encontrado el punto físico óptimo. Su contribución en el centro del campo ha sido muy positiva y su pierna izquierda ha supuesto un salto de calidad en la distribución del juego. Pero, sobre todo, Keita ha sido importante en aquello que no se hace evidente a los ojos. Ha aportado madurez, instinto competitivo y mentalidad ganadora al vestuario. Ha sido la prolongación del entrenador en el campo y ha conferido carácter y experiencia a un equipo escaso en estas virtudes. Se ha ganado a su compañeros y a la afición. También a la secretaría técnica que le ha ofrecido la renovación. Keita, pese a haber expresado su deseo de continuar más de una vez, se lo está pensando.

Parejo

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 9

Valverde le devolvió al mundo del fútbol, confió en sus cualidades y Parejo respondió en el campo acallando muchas bocas que le infravaloraban, incluso, las pocas veces que lo hacía bien. Djukic, sin embargo, contradiciendo sus primeras declaraciones cuando llegó a Valencia, retiró su confianza en el centrocampista de Coslada. Rectificó el entrenador serbio sobre la marcha y, poco a poco, fue dándole más minutos al ex del Getafe. Parejo, pese a partir como secundario, fue asumiendo galones dentro del campo. Con Pizzi llegó su explosión definitiva. El mediocentro creador ha alcanzado un rendimiento que le sitúa entre los mejores jugadores de la Liga en su posición. Con Valverde aprendió conceptos tácticos valiosísimos y con continuidad y confianza su calidad ha hecho el resto. Ha sido el alma del equipo en el aspecto futbolístico. De hecho, hasta que no se desfondó físicamente salía, prácticamente, a recital por partido. E incluso, muy mermado físicamente, sentó cátedra contra el Sevilla en Mestalla y en el Bernabéu. Parejo ha confirmado la expectativa creada el año pasado. Se ha convertido en el líder del equipo sobre el césped y si continúa así es carne de selección. Parejo ha madurado, cree en sus posibilidades, ha evolucionado tácticamente, lee mejor los partidos y tiene la misma calidad para marcar la diferencia. Aunque en años anteriores las cosas no le salieran bien siempre ha tenido personalidad sobre el césped y eso, cuando ha empezado a funcionar, le ha permitido convertirse en un referente. Es un futbolista joven y en evolución que ha progresado mucho este último año y medio. Aunque el equipo se refuerce con futbolistas de primer nivel Parejo debe tener un sitio asegurado en el Valencia del futuro. Forma parte del póker de ases. 

Banega

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 2

Si hay algún futbolista que gozó de la confianza ciega de Djukic ese fue Éver Banega. El entrenador serbio construyó el equipo entorno a su talento. Dio la sensación de que el futbolista aceptaba el reto y, a diferencia de otros años, asumía su condición de líder con responsabilidad. Por lo menos, en cuanto a su actitud fuera del campo se refiere. Porque sobre el terreno de juego Banega fue una lágrima. Un quiero y no puedo. Empeñado en hacer la jugada del siglo, reteniendo el balón más de la cuenta y contribuyendo negativamente a la fluidez del juego. El agravante es que Banega, excepto el primer año de Emery como entrenador, nunca rindió a buen nivel. Evidentemente, las lesiones y los problemas extradeportivos no le han ayudado. Pero cuando su rendimiento no se ha podido excusar bajo este paraguas ha quedado al descubierto un futbolista plano, con una calidad innegable inversamente proporcional a su aportación. Fede, en este sentido, ha tenido un buen maestro en él a la hora de entender el fútbol al revés. En este deporte como en otros ámbitos, la mayoría de las ocasiones, lo difícil es hacerlo fácil. Su paso por el Valencia deja la sensación de tomadura de pelo prolongada.    

Canales

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 2

El futbolista cántabro se ha convertido en persona non grata para el valencianismo. Empezó la temporada como suplente pero acabó siendo titular con Djukic. Canales hizo poco para justificar su alineación. De hecho ofreció su peor nivel como valencianista. La llegada de un nuevo entrenador y el hecho de tener que partir de cero fue demasiado para él y pidió salir del club. Por falta de ambición, por falta de confianza en sí mismo o por capricho pero lo cierto es que Canales se fue a la Real Sociedad. Ni al Milán ni al Manchester. Siendo un jugador joven y de calidad tal vez, el club debió insistir en intentar reconducir su actitud. Sin embargo, sus declaraciones nada más llegar a San Sebastián en las que fue incapaz de valorar el trato recibido en Valencia le acercan a la figura de 'caso perdido'. Aquí se apostó por él en sus momentos más bajos. Cuando su carrera pendía de un hilo por las lesiones el Valencia le garantizó el futuro con un contrato de larga duración. Canales no ha sido agradecido fuera del terreno de juego y, en el campo, cuando tuvo la confianza del técnico no demostró nada.

Piatti

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 7

Su evolución retrata a un futbolista ejemplar. El verano pasado a Piatti le otorgaron dorsal porque así lo marcaba la ley y su contrato pero los rectores del club de Mestalla querían, a toda costa, que el jugador se marchara. Él, por motivos personales, decidió quedarse en Valencia y pelear por un puesto pese a partir desde la marginalidad. En este sentido, cabe alabar la flexibilidad de Djukic, capaz de premiar el esfuerzo por encima del prejuicio. Pablo Piatti fue el fichaje estrella del verano 2011 y sus dos primeras temporadas fueron lamentables. De esa época es imposible recordar una buena jugada, un desborde, un gol importante. Tal vez, su principal losa fuera ésa, las expectativas generadas por el precio de su contratación. Este año, desahuciado y liberado de la carga, Piatti, por fin, ha rendido a un gran nivel. Su peso dentro del equipo ha ido creciendo hasta el punto de que su baja, ya con Pizzi en el banquillo, ha trastocado las opciones del Valencia en sus objetivos de la temporada. Para el recuerdo queda el salto sobrenatural que le permitió marcar en el Campo Nou.    

Feghouli

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 6

La llegada de Pizzi y sus métodos de trabajo hicieron que reapareciera la mejor versión del argelino. El estímulo de un entrenamiento exigente parece que hizo despertar a Feghouli de un letargo que duraba desde que se marchó a la Copa de África en diciembre del 2012. La estrella emergente, desde entonces, pasó a ser un jugador desmotivado, una sombra del futbolista que se fue con su selección. Aún así, pese a que ha mejorado su rendimiento en la segunda mitad de la temporada, Feghouli todavía debe ofrecer más. Ha combinado partidos notables con otros en los que ha pasado desapercibido. Por otra parte, pese a que se le ha querido asociar con actitudes polémicas, es un futbolista que no genera problemas. Ha mostrado su compromiso con el Valencia y es un jugador joven con margen de mejora. Sólo con que consiga ser más regular su aportación al equipo se verá multiplicada.     

Fede

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 6

El argentino puede sentirse satisfecho por las coincidencias que le han hecho convertirse en un futbolista de élite. Fede no era titular en el juvenil ni tampoco en el Mestalla. Por eso, para entender su ascenso al primer equipo, conviene mirar más allá del balón que estrelló en el larguero contra el Milan en pretemporada. Aunque ese partido contra los italianos fue fundamental para darse a conocer entre los valencianistas y crear una enorme expectación, Djukic ya sabía quién era Fede perfectamente. Coincidió con el hijo del serbio en el Torre Levante y el ex técnico del Valencia asumió el ingreso de Fede en el primer equipo como una apuesta personal. Si su relación con Djukic era próxima, se puede decir que Pizzi hace años apadrinó a Fede. De hecho, estuvo viviendo en casa del técnico argentino en Barcelona. La conclusión es que Fede ha dispuesto de más minutos en el primer equipo que en las categorías inferiores. Eso sí, sus virtudes son incuestionables. Tiene un talento especial para conducir el balón pegado al pie lo que provoca que sea muy difícil robárselo. Es por eso que recibe muchas faltas. Además, tiene un disparo desde larga distancia envidiable. Estas facultades hacen pensar que puede ser un futbolista muy válido pero tiene que mejorar muchos aspectos. Principalmente debe entender mejor las necesidades del partido y buscar soluciones más fáciles. Su irrupción fue meteórica pero con el paso de los encuentros Mestalla le tomó la matrícula porque ralentizaba el ritmo de juego del equipo. En ese sentido, Fede también ha demostrado tener carácter. Cuando se lesionó Piatti se convirtió en el único sustituto. En un principio no estuvo a la altura pero se rehízo y ha acabado la temporada disputándole el puesto a su compatriota ya recuperado de la lesión. 

Jonas

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 5

Ha sido la temporada más difícil para el brasileño desde que llegó a Valencia.. Empezó gozando de la confianza de Djukic y marcando goles. Sin embargo, su aire displicente en el campo y algunas reacciones fuera de lugar, como celebrar los goles encarándose con la afición, le situaban en el disparadero. Cuando el equipo, con él incluido, empezó a hundirse, es decir, desde el principio de temporada, las críticas arreciaron sobre el brasileño. Perdió comba al final de la etapa de Djukic y recuperó la titularidad con Nico Estévez y Pizzi. Sin embargo, desde que llegó Vargas y explotó Alcácer su participación menguó considerablemente. El técnico perdió gran parte de la confianza en él, pero no toda. En los últimos partidos de la temporada Pizzi le ha devuelto el protagonismo y Jonas, tras alguna actuación para olvidar, ha respondido. Es de los pocos jugadores capaz de ganar un partido por sí sólo. En los entrenamientos, cuando hay que rematar, Jonas es un espectáculo. Es probable que se marche y, si se va, lo hará con unos números extraordinarios. Es una lástima que no haya sido un jugador más sacrificado sobre el campo. O por lo menos, podría haber intentado parecerlo.  

Vargas

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 5

Llegó al Valencia con la vitola de futbolista estrella. No en balde, el Nápoles, club que tiene los derechos federativos del jugador, pagó 18 millones de euros por él. Vino, además, con el aval de Pizzi. Pero también vino fuera de forma. La exigencia fue alta desde el principio y Vargas marcó goles creando una corriente de opinión que lo llevaba a los altares. Pero realmente, en el campo no estaba demostrando tanto. Cuando faltó el acierto de cara a puerta se vieron sus carencias, todavía fundamentadas en una estado físico desfavorable. Pasó la moda Vargas y el jugador se ha mostrado irregular. Sin ser un goleador tiene facilidad para marcar. Otra de sus principales virtudes es la de disponer de un salto imponente. Tiene buena técnica pero no ha podido explotar su velocidad por no haber alcanzado un estado de forma óptimo. Vargas, en definitiva, no ha dado motivos como para realizar una gran inversión por él. De todas maneras, Pizzi que le conoce más asegura que es "uno de los mejores delanteros del mundo".

Alcácer

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 9

Es el nuevo ídolo de la afición. Su nombre se corea como un cántico más de apoyo al equipo en los desplazamientos y en la calle. Y eso que no lo ha tenido fácil. En pretemporada se especuló con otra cesión pero Alcácer quería jugar este año en el Valencia. Él lo sabía. Djukic, como es lógico, confió de inicio en Postiga. Sin embargo, se entendió menos que el entrenador serbio prefiriera a Jonas, Pabón o Piatti antes que a él. La lectura era que Alcácer era el quinto delantero centro de la plantilla. Pero Alcácer esperó su momento y, cuando todos los demás fallaron en el intento y le tocó su turno, aprovechó la ocasión para hacerse con la titularidad. La llegada de Pizzi fue como volver a empezar. El técnico argentino, de entrada, puso a Postiga y después a Jonas y a Vargas. El mismo proceso y el mismo final. Alcácer, cuando tuvo oportunidad, demostró que era el delantero del Valencia. Se trata de un futbolista muy completo: tiene una facilidad innata para realizar el mejor movimiento sobre el campo, es buen rematador y es oportunista. Tiene un golpeo de balón prodigioso desde media y larga distancia, y una depurada técnica que le permite controlar balones imposibles y combinar al primer toque con precisión. Pese a ser delantero es generoso buscando al compañero y es inteligente jugando de espaldas a la portería. Obviamente, por edad, tiene mucho margen para progresar y crecer. Debe mejorar la definición en los manos a mano. Da la sensación de que cuanto más tiempo tiene para pensar el gol peor es su respuesta. Esperemos que la próxima vez que pase tres partidos sin marcar nadie le acuse de no tener gol. Soldado y Morientes tenían sequías más largas y a nadie se le ocurría poner en duda su capacidad goleadora. También, cabe pensar que no se volverá a oír la cantinela de que en el Getafe no era titular. Tampoco sería conveniente fichar a un gran delantero que le relegue a la suplencia. El futuro debe de ser de Alcácer. Él, por lo menos, lo sabe.

Hélder Postiga

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 4

Su fichaje, de entrada, fue criticado. A cierto sector de la prensa y de la afición no le valía con que Postiga fuera el delantero centro de la mejor selección portuguesa de todos los tiempos (con permiso de Eusebio). Con Djukic empezó de titular e hizo tres goles en los primeros partidos incluido uno precioso de media chilena al Barça. Los problemas físicos le alejaron del once titular y cuando volvió al equipo su cuenta anotadora se paró. No ayudó, por supuesto, que el Valencia fuera incapaz de generar oportunidades de gol. Con la llegada de Pizzi Postiga recuperó la titularidad pero duró poco. Su sequía goleadora persistía y su aportación al equipo en otros aspectos también era nula. Así, con las 'reformas' de invierno se marchó cedido a la Lazio.

Pabón

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 2

Fue el fichaje estrella del verano pasado y guarda algunas similitudes con Vargas en el sentido de que aterrizó en el Valencia fuera de forma. Pabón, aparentemente, llegó como sustituto de Soldado pero no era delantero centro. Como fichaje franquicia entró en el equipo titular de cabeza pese a que sus condiciones físicas no eran las adecuadas. Un hecho que se agrava dado que las mejores virtudes del colombiano son la velocidad y la explosividad amén de sus 'pabonazos' (potentes disparos desde fuera del área). Pero Pabón fue una caricatura en el campo. Sí, consiguió tres puntos con un 'pabonazo' pero era frustrante verle jugar. Fuera de los terrenos de juego, no hizo ningún esfuerzo por contribuir al buen ambiente dando sensación de altivez. Al final, incluso, dejó de contar para Djukic y Pizzi ni siquiera le consideró.   

Vínicius Araújo

PUNTOS DIARIO DE MESTALLA: 4

La valoración de Vinícius la hace Pizzi. Que el técnico argentino no le haya dado más minutos puede interpretarse fácilmente como que todavía no está preparado para jugar en el Valencia. Más allá de eso, faltan elementos de juicio para valorar si es buen jugador o no. En los entrenamientos si llama la atención por algo es por andar algo despistado. En cualquier caso, su aportación al equipo, por criterio del entrenador o por méritos propios, ha sido insuficiente.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *