Fran Villalba, el deseado

Tras una gran temporada en el cadete A confirmando su progresión, el internacional sub-16 es uno de los futbolistas con mejores propuestas para cambiar de aires.


Fran Villalba pese a tener sólo 16 años es un futbolista cotizado. Internacional con la selección española ha recibido recientemente una oferta mareante del Liverpool. Un asunto complicado de gestionar porque, por muy decidida que sea la apuesta del Valencia por la cantera, llegar a esas cifras supone una revisión de todo el modelo. Por ello a la dirección de la Academia sólo le queda el poder de seducción. Llegaron tarde con Pedro Chirivella que el verano pasado se fue a los 'reds' pero parece que, de momento, con Fran Villalba han reconducido la situación. Rufete se ha reunido con el chico y le ha convencido para que se quede ofreciéndole un papel preponderante en el proyecto de cantera  y apelando también a la condición de valenciano y valencianista de Villalba.

Lo cierto es que no es la primera vez que Villaba escucha cantos de sirena de otros equipos. Y no sólo eso. Hace un par de años llegó a fichar por el Barça pero, a las dos semanas de estar en La Masía, decidió que lo mejor era volver a casa tras una deficiente adaptación.

Fran Villalba es un fijo en las convocatorias de la selección española. Actúa de mediocentro creador con el número 8 en la espalda. No destaca por su corpulencia física pero es un jugador con mucha presencia en los partidos, es fuerte, dinámico y rápido en los movimientos. Defiende con nervio y actitud y sus mejores virtudes se aprecian cuando tiene el balón en los pies. Es un futbolista muy completo: visión de juego, desplazamiento en largo, regate, juego en corto, excelente disparo y capacidad goleadora. Fran Villalba, además, destaca por el liderazgo. Es el capitán del equipo y asume su responsabilidad con madurez.

Evidentemente todavía tiene muchas cosas que mejorar. Debe ser consciente de que todavía no ha hecho nada en el mundo del fútbol y que sólo el trabajo, el sacrificio y las ganas de mejorar a diario podrán convertirle en un jugador de élite. Debe grabarse a fuego los valores expresados con acierto por Di Stéfano que hablan de que ningún jugador "es tan bueno como todos juntos" y debe tener paciencia, sobre todo, en los malos momentos. Son muchos los futbolistas que prometían grandes cosas y no alcanzaron la gloria. Fran Villalba es un diamante en bruto, hay que pulirlo y cuidarlo.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *