El juvenil no consigue sumar ningún punto en Lyon

El Valencia perdió por primera vez en la YOUTH LEAGUE en el segundo partido de la competición. El Olympique de Lyon fue superior al equipo dirigido por Miguel Ángel Angulo.


El Valencia se enfrentó a un gran equipo en la segunda jornada de la UEFA YOUTH LEAGUE. De eso no cabe duda. El Lyon cuenta con futbolistas superdotados técnica y físicamente. La derrota fue justa porque los franceses jugaron mejor. Aún así, queda el resquemor de que el equipo de Angulo no ofreció, ni de lejos, su mejor versión. Parece difícil generar tan poco fútbol con la cantidad de talento que acumulaba el Valencia en el centro del campo, en defensa y en ataque. Se trata, en definitiva, de una oportunidad perdida para que la Academia presentara sus credenciales en Europa. La buena noticia es que esto no ha hecho más que empezar.

La selección sub-19 de la escuela del Valencia CF que presentó Angulo sobre el terreno de juego en Lyon fue la formada por Sivera, Ximo Reig, Mariano, Javi Jiménez, Adrián Crespo Carlos Soler, Gonzalo Villar, Rafa Mir, Fran Villalba, Toni Martínez y Fran Navarro

El partido empezó con una gran ocasión del Olympique tras un saque de esquina. El primer intento lo sacó un defensor valencianista en la misma línea de meta y el segundo, que sí acabó en las redes, fue anulado por el colegiado al considerar que el rematador estaba en posición ilegal.

El Valencia trataba de llevar la iniciativa del juego a través de la brújula de Carlos Soler. Sin embargo, la transición no llegaba hasta zonas ofensivas porque ni Fran Villalba ni Gonzalo Villar entraban en contacto con el balón. Fran Navarro, en punta, estaba inédito.

Al cuarto de hora un mal despeje de Fran Villalba dentro del área provocó que el delantero del Lyon tuviera una ocasión inmejorable para adelantar a su equipo. Antonio Sivera respondió con una espectacular estirada al remate a bocajarro del jugador local.

El equipo francés tampoco estaba haciendo gran cosa pero cuando atacaba lo hacía con profundidad y conseguía generar situaciones de peligro. A partir de la media hora de juego la posesión del Valencia empezó a tener algo más de intención. Aún así, las ocasiones seguían sucediéndose en la portería de Antonio Sivera. En el minuto 38 una salida en falso del guardameta valencianista provocó que el jugador francés rematara a puerta vacía sin fortuna. Se llegaba al descanso y la mejor noticia era el empate en el marcador.

El segundo periodo empezó como el primero. En la misma portería, en este caso defendida por el Lyon, hubo una ocasión muy clara de gol tras un saque de esquina. Finalmente, el centro de Carlos Soler fue rematado al larguero por Javi Jiménez. Parecía que el choque, a raíz de esta oportunidad, podía entrar en otra dinámica pero los franceses respondieron inmediatamente con dos acercamientos muy peligrosos. El partido estaba abierto.

Una falta al borde del área lanzada por Carlos Soler puso en apuros al portero francés. El Valencia estaba más metido en el encuentro y el propio Carlos Soler lo volvió a intentar a balón parado poco después sin acierto. Angulo decidió hacer el primer cambio en el minuto 60 dando entrada a Álvaro Gómez por Gonzalo Villar.

Y cuando más asentado parecía el equipo de naranja llegó el gol del Olympique. Tras un saque de esquina el balón se quedó muerto en el área y Martelat fue el más rápido para rematar al fondo de las redes. Ahora el Valencia debía arriesgar más.

Un gran pase de Álvaro Gómez permitió a Toni Martínez encarar al portero francés pero el delantero murciano estrelló el balón ante la salida del guardameta. El segundo cambio del Valencia llegó forzado por la lesión de Fran Villalba. El número 10 del juvenil fue sustituido por Alberto Gil. El Valencia empezaba a apretar y Rafa Mir tuvo una gran oportunidad en un balón en largo prolongado de cabeza por Toni Martínez. Aún así, faltaba continuidad en el juego.

El equipo de Angulo pagaba la dureza con la que se empleaban los jugadores franceses y, en el minuto 75, el entrenador del juvenil se vio obligado a hacer la tercera sustitución dando entrada a David Ruiz por el lesionado Adrián Crespo.

Se entraba en el último tramo de partido y el Lyon desaprovechaba la oportunidad de sentenciar el encuentro en una jugada en la que la madera salvó por dos ocasiones al Valencia. El equipo de naranja seguía vivo de milagro. Quedaba aprovecharlo. Poco a poco, Rafa Mir y Toni Martínez fueron centrando su posición y el Valencia acabó jugando con tres delanteros centro. Pero la acumulación de jugadores ofensivos tampoco sirvió para generar peligro.

El árbitro señaló el final del partido y el juvenil se vuelve a Valencia de vacío. La experiencia debe servir para ser conscientes del nivel de equipos como el Olympique. Esto es la Champions y no hay nada que reprocharle a los jugadores aunque este equipo esté capacitado para ofrecer mucho más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *