Meritorio empate del juvenil A y pleno de victorias del resto de equipos

Las principales categorías de la Academia ganan sus compromisos excepto el juvenil de División de Honor que continúa invicto tras la ‘batalla’ de Lorquí


NOTA: Para ver el vídeo del infantil A ponga el puntero del ratón sobre la imagen y pulse en la flecha lateral

Advertíamos en la previa de que el pasado fin de semana había mucho fútbol a pesar de que no jugara el primer equipo. El sábado, sin ir más lejos, se disputaron cuatro grandes partidos en Paterna contando a derrota del Mestalla frente al Alcoyano.

Por la mañana los equipos de Liga Autonómica recibieron al Roda. La primera consideración que hay que hacer de estos dos partidos del infantil A y el cadete A es que el equipo castellonense jugó con futbolistas un año menores que los del Valencia. Este hecho viene explicado porque el Roda actúa de filial del Villarreal, de hecho José Manuel Llaneza acudió a ver a los cadetes. De esta manera, el Villarreal tiene dos equipos compitiendo en Liga Autonómica. Lo mismo pasa en la Primera Regional Cadete, y demás ligas y categorías. El Villarreal duplica el número de jugadores inscritos en cada una de las diferentes competiciones. Algo similar a lo que hacía el Valencia CF con el Cracks hace dos años.

Mañana con mucho viento en la Ciudad Deportiva de Paterna, incluso, suficiente para considerar la suspensión del primer partido jugado por el infantil A. Sin embargo, el árbitro decidió que se daban las condiciones mínimas para que se disputase el encuentro. En la primera parte el Roda demostró que, aún teniendo jugadores un año más pequeños, podía competir de igual a igual con muy buenos argumentos futbolísticos. El equipo castellonense no se lo puso fácil al Valencia y asumió el control del juego, precisamente, al más puro estilo Villarreal. Sin embargo, diez minutos antes de llegar al descanso Nabil mostró el camino de cómo hacer daño al equipo rival. El pichichi de la Liga prácticamente calcó los tres goles que hizo. Balón al espacio y Nabil, con su amplia zancada, se plantaba sólo ante el portero castellonense y marcaba. En la segunda parte el Valencia insistió en esta jugada con un Kangin Lee marcando las diferencias a la hora de poner balones a la espalda de la defensa. Nabil hizo dos goles más y pudo hacer cuatro en total si no llega a ser por el viento que detuvo una vaselina que hizo a la salida del portero. La cuenta la cerró Kangin Lee con un auténtico golazo desde fuera del área.

A continuación saltó al campo el cadete A de Miguel Ángel Angulo. Al Valencia le costó sacar el partido adelante pese a que en el minuto 13 el árbitro expulsó a un futbolista del Roda. Seguramente con el reglamento en la mano el futbolista castellonense debía abandonar el campo aunque una interpretación más benévola podría haber evitado que el partido se rompiera de esa manera. Aunque en realidad el Roda, antes y justo después de la expulsión llevó la batuta del encuentro demostrando tener también muy buenos jugadores en esta categoría. Pero conforme pasaban los minutos el Valencia fue haciéndose el dueño de la posesión y a dominar territorialmente a los visitantes. De nuevo sobresalió Orea en el centro del campo tanto en funciones defensivas como a la hora de construir. A la media hora de juego Iván Chapela realizó una magnífica jugada por banda y su centro fue rematado por Javier Verdú subiendo el primer tanto al marcador. El Roda no le perdió la cara al partido en ningún momento pese a la inferioridad numérica y estar por detrás en el marcador. En la segunda parte, conforme pasaban los minutos el Valencia fue dominando cada vez más, seguramente debido al cansancio físico de los castellonenses. En el último minuto del partido los blanquinegros certificaron su victoria con un gol de Pablo Monroy que había salido desde el banquillo.

Paralelamente, en la mañana del sábado, los equipos de Primera Regional visitaban el siempre complicado campo del Alboraya. El cadete B resolvió con bastante solvencia su partido. El mediapunta Martín Lapeña  marcó dos tantos antes de llegar al descanso y el pichichi de la Liga Jesús García Navas hizo el tercero de penalti. En la segunda parte el Alboraya recortó diferencias pero el equipo entrenado por Francisco Cuenca no pasó excesivos apuros para llevarse la victoria.

También sacó adelante de forma rotunda su partido el infantil B. Se trataba de un partido vital para los pequeños entrenados por Joaquín García ya que el Alboraya les aventajaba en cinco puntos antes de empezar la jornada. Pero el Valencia dio el do de pecho y con goles del central Mario Sesé y Ferran Giner por partida doble dio buena cuenta del que hasta ese momento era líder de la Liga.

El sábado por la tarde, de vuelta a Paterna el juvenil B se enfrentó a la revelación de la Liga, el E-1 Valencia, un recién ascendido que llegaba como tercer clasificado. Tal vez al equipo visitante le pesó el hecho de jugar contra el Valencia pero lo cierto es que los blanquinegros tuvieron una primera parte bastante plácida en la que el E-1 apenas pasó del medio campo. El dominio valencianista se tradujo en un gol de Ismael que aprovechó un centro mal defendido para enviar el balón al fondo de las redes. En la segunda parte el equipo visitante pareció reaccionar y mostrar las virtudes que le han llevado a ser la sorpresa de la Liga. Sin embargo, un gol de Joan Gibert en el minuto 70 sentenció el encuentro. El Valencia no falló y pese a no estar excesivamente brillante consiguió los 3 puntos con merecimiento.

Por último el juvenil A, el domingo a las 16.00 horas, afrontó la batalla de Lorquí. Advertíamos en la previa de la dificultad de un campo con unas dimensiones reducidas y un público caliente entregado a su equipo. El Valencia empezó bien encarrilando el partido con un gol de Maiki y otro de Rafa Mir. Era el primer cuarto de hora y, como una apisonadora, el equipo dirigido por Rubñen Baraja ya iba ganando por 0-2. Sin embargo, los locales no se vinieron abajo y lograron empatar el partido antes del descanso. En la segunda parte Ferri, como el día anterior con el Mestalla y la semana pasada con el juvenil, detuvo un penalti que, a la postre, fue vital para conseguir un punto en un campo muy complicado y seguir primeros e invictos en la Liga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *