El partido más importante de nuestras vidas

El entrenador y muchos de los futbolistas se enfrentan a un reto inédito en sus carreras deportivas.


Pizzi, en la rueda de prensa previa dijo que es el partido más trascendente que ha disputado como entrenador. Le tomamos la palabra porque, como medio de comunicación de reciente creación, también viajamos al Sánchez Pizjuán con esa sensación. Pero se puede extender a toda a la afición. En primer lugar porque, como regla general, el partido más importante de la vida de un futbolista o de un entrenador, sino también el de los seguidores, ha de ser siempre el próximo, el más inmediato. En segundo lugar, como comentamos ayer, en esta eliminatoria, coinciden varias circunstancias que le imprimen una emotividad especial. La situación del club, la remontada, los años de sequía y el hecho de que sea el último cartucho de la temporada confieren al partido del Pizjuán una carga de profundidad diferente que tiene como reflejo más evidente el desplazamiento de miles de aficionados.

No queremos dejar de comentar un hecho que sucedió ayer. La UEFA tenía previsto colocar el trofeo de campeón de la Europa League en las comparecencias previas de los entrenadores y jugadores de ambos equipos pero Pizzi se negó. Esto no deja de ser una anécdota que adquirirá valor si se gana la eliminatoria pero, casi sin querer, el Valencia ya va ganando el partido cuando todavía no ha empezado. Harían bien los jugadores en trasladarlo al campo: los pequeños detalles pueden marcar el devenir del doble duelo contra los hispalenses.  

Esta noche, a las 21.05 horas en Sevilla, rodará el balón y no dará comienzo un partido cualquiera, será, hasta que termine, el partido más importante de nuestras vidas. Amunt!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *