Del Bosque es Gloval

El entrenador de la Selección demostró su talante y su sabiduría en un acto necesario para reivindicar el trabajo que se está desarrollando en Paterna


Ayer se vivió una jornada festiva en Paterna. La visita del seleccionador nacional sirvió de excusa para inaugurar oficialmente la Academia Gloval. El impulso que le ha dado Amadeo Salvo a la cantera es digno de alabar. Dicho lo cual, conviene detenerse en las palabras de Vicente del Bosque respecto a la necesidad de paciencia en cualquier proyecto de las categorías inferiores. El medio o largo plazo es la única manera que existe para comprobar si un modelo de escuela es bueno o no. Por eso, no tiene sentido enarbolar la bandera Gloval para explicar que haya una generación de canteranos que llaman a las puertas de la selección o para justificar los posibles éxitos de esta temporada de los diferentes equipos que componen la Academia.

El hecho de que fuera Del Bosque quien protagonizara el acto es un acierto. A su condición de seleccionador campeón del Mundo se le suma la circunstancia de que es una persona que ha trabajado muchos años con las categorías inferiores. Es un experto en fútbol base. Además, como volvió a demostrar, es una excelente persona capaz de sintetizar en un discurso de 10 minutos una serie de lecciones de vida imperecederas. Los chicos se aprovecharon de su presencia. El seleccionador nacional es el triunfo del sentido común y la prudencia. Eso sí, el peso de Del Bosque en la historia del Valencia estará siempre condicionado por aquella maldita final de París.

Y hablando de aristócratas campechanos hoy se juega la Final de Copa del Rey en Mestalla. Sólo nos queda desear que se viva un bonito espectáculo en paz y armonía y, si puede ser, que gane el árbitro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *