La inspiración también cuenta

El Valencia trabajó a destajo en San Sebastián pero no le llegó para sacar algo positivo


Dice Pizzi que su equipo necesita siempre estar al límite en esfuerzo e intensidad para ser competitivo "y cuando logramos ser competitivos es muy difícil que nos vaya mal". No sabemos hasta qué punto se le puede acusar al equipo de no darlo todo en Anoeta. Una sensación que sí se percibió más nítidamente en Vallecas. En cualquier caso, convendría añadir que, además de ir al límite, el Valencia necesita estar inspirado para ser competitivo. Puede que el Valencia no mereciera perder en San Sebastián pero también es cierto que no hizo méritos para ganar. La principal carencia estuvo en la desconexión entre los dos delanteros, Vargas y Jonas, con el resto del equipo. La aportación de Parejo en la primera parte fue muy discreta y Pablo Piatti demostró no tener el ritmo competitivo necesario. Así las cosas, con el orden y el esfuerzo, el Valencia no dio para más.

El Valencia queda a 10 puntos de la Europa League a falta de 10 jornadas para que acabe la Liga. Si los blanquinegros quieren acercarse a los rivales que le preceden, además de darlo todo en cada partido, deberán ofrecer más argumentos futbolísticos.Fiarlo todo a la entrega y la intensidad no es suficiente con según qué equipos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *