A vueltas con el míster

De momento el entrenador es Nico Estévez


En el mundo del fútbol se suele pedir la cabeza de los entrenadores con demasiada ligereza sin tener en cuenta que, a mitad de temporada, supone una situación traumática. El año pasado salió bien lo de Valverde pero no tiene por qué ser la norma. Hay quien dice que se debería tener un sustituto atado cuando se decide tomar la decisión de echar a un entrenador. Esta solución evita prolongar la incertidumbre pero supone una falta de respeto inaceptable al técnico destituido. Por eso al Valencia se le está complicando la cosa. Siguen sonando nombres. Coge fuerza el de Bielsa, algo impensable. El entrenador argentino es ‘gloval’ de por sí, tiene su propia estructura deportiva que fundamentalmente es él. No encaja en el proyecto del Valencia a no ser que la Academia repliegue velas y se vuelva a dedicar a la escuela. Serían demasiados bandazos por lo que se antoja improbable.

Así que en esas estamos, con Nico Estévez dirigiendo al equipo de forma provisional. Si realmente Rufete fuera fiel a su criterio mantendría al entrenador del Mestalla en el cargo. Es el entrenador más coherente con la filosofía que quiere inculcar el alicantino en el Valencia. El problema es que el desarrollo del proyecto preveía este tipo de situaciones mucho más adelante en el tiempo. Tal vez, en el caso de Nico Estévez sea demasiado pronto e incluso contraproducente. Pero tal vez no. Como se encargó de recordar el técnico valenciano el martes, la idea de la Academia también es formar a entrenadores de élite. Por otro lado, tampoco es extraño en el fútbol que un entrenador interino se acabe consolidando.  

Hay una posibilidad para que Nico Estévez permanezca en su puesto. Ganar al Nàstic y al Real Madrid y que el equipo convenza en el campo. En ese caso y admitiendo los argumentos anteriores, buscar a alguien externo no tendría mucho sentido.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *