Ilusión… y miedo

El Valencia está a 90 minutos de volver a ser semifinalista de la Copa del Rey


No es difícil ilusionar a la afición del Valencia. La perspectiva de estar en unas semifinales de Copa del Rey puede revertir el ánimo de la grada con suma facilidad. Pizzi dejó un excelente recuerdo y se llevó el cariño del valencianismo pese a hacer un papel decepcionante en Liga. Nada genera más adrenalina que una competición por eliminatorias.

Ya dijimos el día después del partido de ida que el Valencia es claro favorito para pasar pese a que el resultado en Mestalla fue mejor para Las Palmas. Por historia, por presupuesto e, incluso, por el papel que ambos equipos están desarrollando en Liga. El equipo blanquinegro ha sumado siete puntos más que el canario. Además, que el Valencia se vea obligado a marcar no es necesariamente malo.

Precisamente, la preocupación o el miedo es saber cómo se comportarán los jugadores dirigidos por Gary Neville con los vaivenes lógicos del partido. Aunque las dinámicas en Liga queden al margen de la Copa, la confianza sigue por los suelos. Esta temporada hemos visto al equipo transformarse cada vez que se producía un gol a favor o en contra. Síntoma evidente de que falta determinación aunque después se hayan salvado puntos en los últimos minutos. Ahora mismo, cuesta imaginar al Valencia defender un resultado con suficiencia. Es difícil pensar que este equipo tiene la madurez suficiente como para especular con el marcador. Veremos qué sucede. Hoy, como siempre, el protagonismo es de ellos, de los jugadores que saltarán al campo del Estadio de Gran Canaria. Quedan 90 minutos de ilusión y miedo para que los futbolistas demuestren si están a la altura de lo que el club exige. Broncos y coperos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *