Nuno y la política comunicativa

Entre tanto delirio se cuela un hecho de gravedad


A principios de la temporada pasada Nuno recibió muchos elogios por su capacidad para expresar sus ideas y su dominio de la escena mediática. Tantos que seguramente se confió e infravaloró la importancia de la política comunicativa. El técnico portugués acabó trasladando una imagen esquiva después de bastantes ruedas de prensa en las que evidenció que no quería estar ahí con respuestas cortas y secas. Además, la falta de autocrítica provocó que su mensaje quedara vacío. Después llegó la salida de Salvo y Rufete y los medios de comunicación que tenían información privilegiada con el anterior presidente ejecutivo pusieron en el centro de la diana a Nuno. Según este argumentario Peter Lim era un pelele en manos de una mala persona y un traidor. Un razonamiento muy pobre porque el que toma las decisiones es el empresario de Singapur pero que, a fuerza de repetirlo, acabó calando y sembró el caldo de cultivo necesario para que Nuno fuera recibido con pitos en la presentación del equipo.

Hay una paradoja que refleja cómo es el entorno del Valencia CF: La temporada pasada el entrenador portugués se libró de ser masacrado por los 'antisalvistas' gracias a los resultados. Este año no ha tenido el paraguas de los goles y los 'salvistas' se han lanzado a por él. Al final, en buena lógica, todo el valencianismo está insatisfecho con su entrenador por lo que dicta el juego del equipo más allá de guerras mediáticas. Pero la campaña en contra del técnico portugués existió y existe. En verano Nuno decidió adquirir un perfil bajo porque su única salida para restaurar su honor hubiera sido decir la perogrullada de que Lim tomó la decisión de echar a Salvo y a Rufete. Algo que corporativamente Mériton entendió que no interesaba. Ahora que la animadversión del valencianismo es latente Nuno, con el beneplácito de Lim, trata de reaccionar y vuelve a cuidar la política comunicativa.

En las últimas semanas Nuno ha concedido entrevistas a ciertos medios de comunicación, tiene una actitud más receptiva en sala de prensa y hace autocrítica tras los partidos. También se ha abierto una cuenta en una red social. No conviene banalizar ninguna de estas acciones pero tampoco obsesionarse. Hacer las dos cosas a la vez, por cierto, es delirante. Hoy Plaza Deportiva desvela que la cuenta en twitter de Nuno la gestionará la empresa de Salvador Belda que es miembro del consejo consultivo del consejo de administración del Valencia CF y presidente del Valencia CF Femenino. Incluso se habla de que el club pagará 6.000 euros por éste y otros servicios sin especificar cuáles son. No es un tema edificante por motivos obvios aunque falta información para hacer un juicio de valor concluyente. Éste, en cualquier caso, sí parece un motivo de crítica razonable y no precisamente contra Nuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *