Mal ambiente

Mal partido del Valencia y hostilidad excesiva contra Nuno


Ayer el Valencia no hizo méritos suficientes para conseguir los tres primeros puntos en Liga. A priori, todo era favorable para que el equipo blanquinegro se estrenara en casa con victoria: un público eufórico tras la clasificación para la liguilla de la Champions League y un rival aparentemente asequible prometían una tarde feliz para el valencianismo. Sin embargo, el equipo de Nuno no dio argumentos futbolísticos suficientes como para ganar el partido. Se observaron lagunas alarmantes en el juego y la grada señaló al técnico portugués por su gestión de las sustituciones.

Vayamos por partes: Ayer se demostró que la ausencia de Parejo en el verde deja al equipo huérfano en el centro de campo de la misma manera que se nota mucho, por otros motivos, cuando Javi Fuego no está. El hecho de que estos dos futbolistas no tengan recambios de garantías a día de hoy es preocupante. Conviene confiar en la evolución de jugadores como De Paul para desempeñarse de Parejo o de Danilo y Enzo para hacer de Fuego pero, ahora mismo, el equipo baja mucho su rendimiento cuando estos dos futbolistas no están. Por otra parte, el Valencia sigue sin tener un patrón de juego definido para enfrentarse a equipos teóricamente inferiores en Mestalla y a domicilio. La presión organizada es insuficiente para mandar y ser protagonista. El año pasado estas carencias se solventaron con empuje pero ayer el equipo en la primera parte pareció poco motivado. La reacción tras el gol evidenció que antes se podía haber hecho algo más.

Por último, conviene hacer referencia a la hostilidad que se está generando hacia Nuno. Pitadas por decisiones en los cambios ha habido siempre. A Benítez, incluso, a raíz de una sustitución se le pidió que se fuera "a la mierda" y Valverde también pasó por ese trance al grito de "burro, burro". Sin duda, dos de los mejores entrenadores que han pasado por el banquillo de Mestalla en los últimos tiempos. Son hechos puntuales y la verdad es que es difícil de entender por qué el técnico portugués sacó del campo a Negredo y mantuvo en el terreno de juego a Rodrigo Moreno. Sin embargo, se advierte que la crítica a Nuno va más allá. Ya hemos hablado del caldo de cultivo generado por algunos medios de comunicación a raíz de la salida de Salvo y Rufete. La hostilidad vista ayer es excesiva. No se puede poner todo en duda justo después de conseguir el objetivo de la temporada pasada entrando en Champions. Algunos también critican que el técnico portugués hiciera rotaciones. Sin embargo, parece lógico que contra el Deportivo en Mestalla puedan actuar futbolistas como Danilo, Santi Mina o De Paul. Lo contrario significaría que el Valencia no puede aspirar a competir en tres competiciones. El Valencia incia la Liga condicionado por la falta de puntos. De todos depende que no empiece condicionado también porque hay mal ambiente alrededor de la figura del entrenador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *