Los pitos

La presentación tuvo un punto agridulce por el desencuentro de la afición con alguno de los protagonistas.


Nuno fue recibido con pitos en Mestalla. Hubo división de opiniones pero se puede decir que se impusieron los descontentos. Aunque sea obvio que las decisiones las toma Peter Lim parece que la teoría de que Nuno despidió a Salvo y a Rufete ha calado en parte de la afición. No es, ni mucho menos, una buena noticia para el Valencia CF aunque tampoco conviene dramatizar. La presentación es un acto festivo dado a algunos excesos como cuando no se le dejó hablar a Jaume Ortí y luego fuimos campeones. Todo pasa porque la pelota entre pero Mestalla también tiene su prueba de fuego contra el Mónaco. Ni un sólo runrún, ni una sola sospecha, sólo apoyo incondicional. Y así debería ser siempre.

El recibimiento a Otamendi fue otro de los puntos calientes de la presentación. No son difíciles de entender las motivaciones de los que le rechazan y es respetable su actitud. Pero en estos momentos parece que es más conveniente ser prácticos, sobre todo, porque es un gran profesional y una pieza insustituible. La mayoría de la gente presente en el estadio lo debió entender así y el argentino sintió el calor de Mestalla.

Sorprende que Parejo recibiera algunos pitos cuando fue sustituido en el minuto 79. Ayer hizo una muy buena primera parte y estuvo más discreto sin desmerecer en la segunda. Sin embargo, un caño que no le salió siendo el penúltimo defensa le condenó. Pese a su evidente evolución parece que, entre cierto sector de la afición, sigue pesando sobre él la etiqueta de indolente. Determinados futbolistas no se pueden equivocar nunca, están marcados. Para bien o para mal, siempre fue así en Mestalla. Siempre exigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *