Sin novedades en el frente

El club sigue en calma tensa


Al parecer, la principal conclusión que se puede extraer de las reuniones que se han producido estos últimos dos días entre Layhoon Chan, Rufete y Amadeo Salvo es que Mériton respalda la decisión de Nuno respecto al fichaje de Caio. Esta aclaración sólo sirve para aquellos que estaban construyendo un mundo imaginario haciendo recaer toda la responsabilidad de la llegada del mediocentro brasileño sobre el técnico portugués cuando es Mériton quien firma los contratos. En cualquier caso, la últimas horas aportan poca luz sobre el futuro funcionamiento de la entidad.

La discreción de Mériton también puede ser entendida como un 'silenzio stampa'. En este sentido conviene hilar fino porque una cosa es acabar con las filtraciones sistemáticas a la prensa amiga, otra es cambiar de prensa amiga, y otra es no ofrecer ninguna explicación sobre temas sensibles como la estructura deportiva del club o la extraña inclinación del máximo accionista por fichar a jugadores del Benfica.

Por otra parte, conviene esperar acontecimientos y ver qué sucede finalmente con Rufete. Si lo importante son los proyectos y las ideas y no los nombres, la persona que asuma la función del actual mánager general, por el bien del Valencia, deberá seguir la línea trazada por el ex futbolista de Benejúzar. Es importante que los chicos de la Academia sientan que existe un vínculo con el primer equipo y Rufete garantiza esa percepción. Se está hablando del modelo de club. Por otra parte, el actual director deportivo tiene una premisa innegociable, sencilla y determinante a la hora de formar el vestuario del Valencia: los integrantes de la plantilla deben poner por encima de todo los intereses del club. Insistimos, se pueden ir las personas pero la obra, si es buena, debe permanecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *