Críticas a la crítica de la crítica

Asociar cualquier reproche al club sobre la ampliación del contrato de Gayà a un contubernio contra Amadeo Salvo y a favor de los Toldrá no beneficia al debate constructivo por hacer un Valencia mejor.


La crítica a la gestión del club en la renovación de Gayà que hicimos ayer causó cierto revuelo en las redes sociales. En primer lugar agradecemos sinceramente todos los comentarios razonados que pueda generar nuestra opinión sean favorables o en contra. Ahora bien, no podemos aceptar que se nos acuse de estar en la órbita de los Toldrá, de ser "palmeros de los medios de Madrid" o de opinar siempre en contra de lo que hace el club.

En primer lugar, nunca hemos compartido mesa y mantel con los agentes de Gayà, ni siquiera hemos hablado con ellos ni en persona ni por teléfono.En alguna ocasión hemos dado nuestra opinión negativa respecto a la relación que establecen los representantes de los jugadores con los medios de comunicación . A día de hoy mantenemos la misma postura y, precisamente, somos diferentes por eso. No mareamos la perdiz con Espinosa, por poner un ejemplo, ni se nos ocurre defender a Soldado, por poner otro. Incluso, hemos sido leales al club en algún caso práctico con jugadores de la cantera.

En segundo lugar, éste es el medio de comunicación que más y mejor defiende el proyecto Gloval que inició Amadeo Salvo (véase la sección de Escuela y la del VCF Femenino o la opinión expresada en los editoriales). Ahora bien, si algo nos parece mal, lo decimos. Lo hacemos todo por convicción sin esperar ni recibir prebendas. Confundir eso con una crítica sistemática nos parece injusto por la parte que nos toca y nos preocupa en general porque implica reducir el debate a cero. Por otro lado, para un medio como el nuestro que se dedica en exclusiva al Valencia CF, lo fácil sería mantener siempre la postura oficial.

Por último queremos reiterar nuestros agradecimientos por la participación y más aún por la difusión. Es cierto que en el artículo de ayer no pusimos el foco en los Toldrá y sus altavoces mediáticos. En el caso de la renovación de Gayà nos ha llamado más la atención la política comunicativa del club. Eso no significa que nos parezca bien que a Gayà le pusieran la camiseta del Madrid o que algunos medios filtraran las cifras proporcionadas por la agencia de representación. Este hecho, a lo mejor equivocadamente, nos parece menos relevante. Pero bueno, todo es opinable y eso sí, mañana hablaremos de los representantes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *